Los hosteleros orteganos tampoco encuentran personal en invierno

Varios locales tienen dificultades para completar las plantillas, algo que antes solo ocurría durante el verano


ORTIGUEIRA / LA VOZ

Los problemas para encontrar personal en la hostelería ortegana vienen de lejos, pero antes solo se daban durante el verano, cuando se dispara la demanda en el sector. Ahora, varios locales de la comarca encuentran dificultades para completar las plantillas, también en pleno invierno. El restaurante O Galeón, de Loiba (Ortigueira), lleva dos meses en esta situación. «Empézame mañá [por hoy] a camareira, que non puido estar desde decembro. Nesta zona non atopas xente para traballar», explica Mónica Iglesias Vale, responsable de la cocina. Cuenta que el martes, con 27 comensales a mediodía, se vio obligada «a andar correndo da cociña para o comedor».

A pocos kilómetros de allí, en el hospedaje y restaurante La Goleta, en O Barqueiro, necesitan una persona para los fines de semana. «Buscamos camarer@. No necesaria experiencia», indican en su página de la red social Facebook. «Así está todo el mundo... En invierno solo abrimos de viernes a domingo. Es complicado mantener a la gente que tienes trabajando en verano porque no te dan los números para cubrir los gastos reales de la empresa», apunta Ramón Real, propietario del establecimiento, junto a su mujer, Ana Domínguez.

María Dolores Vázquez, responsable de la pensión y cafetería Las Palomas, de Espasante, logra conservar a parte de la plantilla a lo largo de todo el año. «No es nada fácil, yo me adapto y ellos se adaptan», reconoce. Admite, en todo caso, las complicaciones para conseguir empleados. «A veces pienso que no hay gente para trabajar, por un problema demográfico, y a veces, que la gente no quiere trabajar», confiesa. Y teme que, a medio plazo, se vuelva «inviable abrir los negocios todo el año».

¿Por qué resulta tan difícil contratar cuando, según los últimos datos oficiales de la Xunta, en la comarca de Ortegal hay 572 parados? «Antes, la gente se quejaba, y muchas veces con razón, de las condiciones, muchas horas y salarios bajos, pero eso ya no es así... No sé qué le pasa a la gente con la hostelería, incluso personas con necesidad de trabajar, pero que escapan de esto aunque les ofrezcas empleo para todo el año», plantea Santiago Villasuso. En la cristalera de su cafetería, Alameda, en Ortigueira, figuraba, hasta hace unos días, un cartel de «se busca camarero». «Y yo voy teniendo suerte -admite-, otros se han visto obligados a cerrar por falta de gente».

Para Lois Iglesias, del restaurante Brisa, de Cedeira, la principal traba radica «en la falta de profesionales de hostelería». Las consecuencias se agravan durante la campaña estival, cuando se multiplica la clientela y, por tanto, las necesidades de personal. «En verano -apunta Villasuso-, nos salvan los estudiantes». Poblaciones cercanas como Viveiro sufren los mismos problemas que la comarca de Ortegal.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los hosteleros orteganos tampoco encuentran personal en invierno