En Ortigueira ya bailan como en Irlanda

Una bailarina que actuó en el Mundo Celta ha regresado para compartir sus pasos


ORTIGUEIRA / LA VOZ

Karri Galway (Irlanda del Norte, 20 años) es bailarina en la Dominic Graham School of Irish Dance -que ha actuado al menos en cinco ocasiones en el Festival Internacional do Mundo Celta- y su compañera Aisling Clarke, de un pueblo del oeste de Irlanda (el sábado cumplirá los 20), toca la flauta travesera y la tin whistle (flauta irlandesa). Ambas estudian el grado de Música Irlandesa y Danza en la Universidad de Limerick, y desde el lunes enseñan danza irlandesa a una veintena de alumnos en Ortigueira.

Belén Vizoso (Ferrol, 1971), profesora de inglés en el CEIP José María Lage, asiste a las clases, distribuidas en varios grupos por edades. «Soy de las mayores», ríe. Sus hijos, gemelos de 14 años, también acuden cada tarde al local de la Escola de Gaitas (el curso acaba el 27) para aprender a bailar como su amiga irlandesa Karri. De ella partió la idea, como cuenta Belén. «Cuando vi por primera vez, en el Mundo Celta, la Dominic Graham School of Irish Dance, me encantó, y a mis hijos también, y me hice amiga del director y de otros componentes. Karri vino por primera vez en 2013 y este año contactó conmigo desde Irlanda para saber si sería posible hacer aquí las prácticas del grado», cuenta.

«Para mí fue una sorpresa y una alegría, ver la huella que deja el Mundo Celta, es un motivo de orgullo que quieran venir aquí [y repetir], muestra la buena acogida que les ofrece Ortigueira», explica Belén. En seguida pensó en la Escola de Gaitas como la mejor vía para canalizar la propuesta de Karri. A Bruno Lozano Novas, presidente de la entidad, le pareció buena idea y juntos han trabajado durante varios meses para hacerlo posible. «Este año han venido sin beca, pagándose sus gastos, con ayuda nuestra para la estancia [una vecina que prefiere permanecer en el anonimato les ha facilitado un piso para alojarse] y la manutención. Pero la idea es que los próximos años vengan a realizar las prácticas de la carrera a Ortigueira, becadas», indica. Contactarán con la Universidad de Limerick para programarlo.

Diecinueve alumnos

A este primer curso de danza irlandesa -conocida y aplaudida en Ortigueira, gracias a la Dominic Graham School of Irish Dance y a los talleres que se imparten durante el festival- se han apuntado 19 personas. «Está muy bien para ser el primer año, sabemos que hay mucha gente interesada, también de fuera de Ortigueira, y si conseguimos organizarlo cada año, podrán apuntarse», señala Bruno. «Lo más difícil es mantener los brazos pegados al cuerpo», comenta Karri. La experiencia está resultando algo dura, por el idioma, «pero muy divertida». «Nos gusta compartir... Y Ortigueira es un lugar precioso, tranquilo y relajante, el paisaje es maravilloso, es un sitio increíble, el mejor de los que he estado [más con sol, cuando en su país, estos días, hay tormentas]», asegura. A Aisling, que no conocía la villa, también le ha gustado mucho. «Si nos invitan vendremos, rezaremos para que sea así», apunta Karri, en alusión a la Dominic Graham School os Iris Dance. «La primera vez que subí al escenario [de la Alameda] lloré mientras actuaba», evoca.

Los niños que bailan cada tarde con Karri «están felices y se divierten mucho». Por las mañanas, Bruno ejerce de guía para que estas dos jóvenes descubran el entorno (banco de Loiba, Estaca de Bares...) de Ortegal, la cultura y también la gastronomía. Las dos estudiantes comen en el mesón Río Sor, encantadas con el menú, «muy diferente al irlandés», constata Aisling. Los alumnos salen de las clases «agotados», por la exigencia física de la danza irlandesa, sobre todo para las piernas, como corrobora Belén, entusiasta de la música y la danza irlandesa.

El sábado, Karri bailará en el Paralaia Pub, a partir de las 22.30 horas, con música en directo, a cargo de algún componente de la banda Böj, «y tal vez de alguno de los alumnos», avanza Bruno. Y para el día 27, víspera de su regreso a Irlanda, preparan una exhibición en este mismo local (si sigue el buen tiempo, saldrán a la plaza del Concello), con todos los estudiantes del curso.

La idea. Partió de Karri Galway, estudiante de baile y miembro de la Dominic Graham School of Irish Dance, que contactó con Belén Vizoso, profesora de inglés del CEIP ortegano y amiga (por el festival).

Colaboradores. La Escola de Gaitas, que ha hecho posible el curso; el Paralaia Pub, donde bailarán el sábado y el 27; y Belén, entre otros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

En Ortigueira ya bailan como en Irlanda