Tráfico instala un radar en la subida al Campo do Hospital desde Mera

La cabina es fija, pero el cinemómetro, que aún no ha entrado en funcionamiento, podrá trasladarse a otros puntos del área


ORTIGUEIRA / LA VOZ

La Dirección General de Tráfico ha instalado un radar movible entre los kilómetros 37 y 38 de la carretera AC-862, en la subida al Campo do Hospital desde Mera, justo en el límite del municipio de Ortigueira. La cabina, que ya se montó antes de Semana Santa, es fija, pero el cinemómetro podrá trasladarse a otras ubicaciones de la zona, en función de las necesidades que estimen los responsables de Tráfico. A diferencia de un radar móvil -el que va siempre dentro de un vehículo-, el ubicado en el margen derecho de la vía (sentido Ortigueira) podrá permanecer allí durante días o incluso semanas, como un dispositivo fijo, para luego cambiarlo a otro punto y colocarlo de nuevo en este.

En todo caso, desde la Jefatura Provincial de Tráfico aclaran que el aparato aún no ha entrado en funcionamiento, pendiente de los controles que permitan su homologación. «Sin ese mecanismo de verificación, las sanciones no tendrían validez jurídica», constatan. Indican, además, que cuando empiece a operar se informará a través de un indicador claro que irá en la anterior señal de límite de velocidad. Una se encuentra poco después del Campo do Hospital, bajando hacia Ortigueira; y la otra, algo más adelante del desvío en Ponte Mera hacia Cariño, y las dos establecen un límite de velocidad de 70 kilómetros por hora.

«Non me parece ben porque se obedece ao fin de que se circule máis amodo, hai mellores sitios onde colocalo. Aí non hai casas e parece que só se monta con afán recadador», opina Eduardo Prieto, que circula con frecuencia por este vial. Óscar Piñón, otro conductor que transita casi a diario por este tramo, lo considera «abusivo». «Ahí no ha habido accidentes, es una recta situada entre dos montes, sin viviendas, e incluso se puede adelantar, por lo que es muy fácil que te pases de la velocidad marcada [70 kilómetros por hora]», argumenta.

La velocidad está limitada a 70 km/h y cuando empiece a operar se señalizará en ambos sentidos

Este nuevo equipo de control de velocidad afectará tanto a los vehículos que circulen en sentido Ortigueira como a los que se dirijan a Ferrol, por lo que podrá acarrear sanciones para quienes excedan los márgenes legales bajando o subiendo. La mera presencia de la cabina ya hace que todos los conductores pisen el freno en cuanto se dan cuenta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Tráfico instala un radar en la subida al Campo do Hospital desde Mera