ORTIGUEIRA / LA VOZ

Entre bravos y aplausos se despidió el viernes la Escola de Gaitas de Ortigueira del Mundo Celta hasta 2017. La banda triunfó, y no solo ante los suyos. «¡Qué buenos ritmos!», comentaba un burgalés, fascinado por la marimba de Tomás, un joven percusionista, y la trompa gallega del pontés Francis Olivier, que colaboró en varios temas. Muy cerca, tres parejas orteganas se emocionaron con dos composiciones de Ernesto Campos: la Marchiña de Santa Marta y el pasodoble De Espasante a Ortigueira, de estreno, dedicado al pueblo y a la banda. Y muchos de los asistentes al concierto, algunos con bengalas, se conmovieron con la interpretación de Celia Pía, con Rosalía al violín, de Memoria da noite, el tema escrito por Luar na Lubre a raíz del Prestige. Al mensaje reivindicativo de la canción -«non nos humillaredes nunca máis»- se unió entre el público una bandera con el lema «Benvidos refuxiados». Los cuerpos pedían ritmo y sonaron las muiñeiras.

El espectáculo Latidos, de la Dominic Graham School of Irish Dance, logró «acelerar el ritmo cardíaco» de los festivaleros, como pretendía esta formación de extraordinarias bailarinas, «tan jóvenes (...) para vivir, disfrutar y compartir». A Carlos, toledano, le gustaron mucho los escoceses The Peatbog Fairies -«¡Increíble el violín!- y a Paloma, le sorprendió «la fuerza» de los ferrolanos Alén de Ancos. La joven pareja repite Mundo Celta, «el paraíso de los festivales», opinan.

Con las fuerzas algo menguadas, los folkies se despertaron ayer con mucho sol y ansia de playa. «¡Queremos dormir!», exclamaban a mediodía dos jóvenes madrileñas que trataban de deshacerse, sin éxito, de Xulio, «el bohemio de Lugo», dispuesto a todo para que alguien le expidiera un justificante para quedarse en Morouzos: «Me he enamorado de este sitio». A Ana, coruñesa, y a su amiga Jenifer, de Cervo, les encanta el Mundo Celta, «polo cámping, a música e o bo rollo». Eso sí, se quejan por la proliferación de hogueras en medio del pinar y el eucaliptal: «A partir das oito da tarde hai moitas, por todo; dannos pánico, co seco que está todo é un perigo...». Anoche repitieron concierto, con Susana Seivane, en la Alameda. Hoy presenciarán el desfile de Bandas das Nacións Celtas (11.30) y no se perderán la última gran noche, con Milladoiro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ortigueira, «el paraíso» de los festivales