«Aspromor es fruto del sacrificio, el tesón y el patrimonio de las familias»

ANA F. CUBA ORTIGUEIRA / LA VOZ

ORTIGUEIRA

La entidad encara el reto de poner en marcha el centro de día y la residencia, para dar respuesta a «necesidades reales»

03 ene 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

¿Un deseo para 2016? Fernando Nieto Cortijo (Madrid, 1953), presidente de la Asociación Pro-Minusválidos de Ortegal (Aspromor), fundada en diciembre de 1984, no duda: «Que seamos capaces de garantizar la misión encomendada, apoyar a las personas con discapacidad del Ortegal a realizar su proyecto de vida». Este biólogo, funcionario de la Consellería do Mar, reside en Ortigueira desde 1977 y lleva 30 años al frente de la entidad, cuyos motores, remarca, «son la perseverancia y la ilusión».

-¿Por qué se creó Aspromor?

-Mi hija mayor, Ariadna, con discapacidad intelectual, nació en 1982. La falta de expectativas educativas para una niña con parálisis cerebral, a la que negaban su derecho a integrarse en el colegio público de Ortigueira, junto a la iniciativa de su padre y la necesidad de cinco o seis padres del entorno sobre la situación real y el futuro de sus hijos, fue determinante para la creación de Aspromor. Él fue el presidente, el primer año, y luego yo le he sustituido hasta la actualidad.

-¿Cuál fue el primer logro?

-En lo inmediato, solucionar la integración de esta niña y conseguir que en aplicación del Decreto de Integración Escolar de 1986, fuera el de Ortigueira el primer colegio público de la provincia en iniciar el proceso. Incluía la eliminación de barreras arquitectónicas y la contratación de una persona cuidadora. En Cariño costeamos el medio físico para facilitar el acceso al colegio a otro niño con parálisis cerebral.