Productores forestales explorarán la alternativa del mercado turco

ANA F. CUBA ORTIGUEIRA / LA VOZ

ORTIGUEIRA

Las plantaciones de eucalipto tienen un gran peso económico en la comarca de Ortegal.
Las plantaciones de eucalipto tienen un gran peso económico en la comarca de Ortegal. ángel manso

Unas 30 asociaciones de las provincias de A Coruña y Lugo acordaron en Ortigueira considerar esta opción ante la progresiva caída de los precios

09 jun 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Representantes de una treintena de asociaciones de productores de madera de Ortegal, Ferrolterra o A Mariña (entre ellas las integradas en la federación Promagal) han acordado explorar nuevos mercados «visto que las negociaciones mantenidas hasta ahora (con Ence, el principal comprador en la zona) no han sido fructíferas, por la continua bajada de los precios», como explica Óscar Piñón, vicepresidente de Promagal, responsable del colectivo de productores de Ortigueira (Promaorti) y miembro de la mesa de trabajo creada precisamente para estudiar nuevas fórmulas de comercialización.

Los colectivos reunidos el sábado en San Claudio decidieron acudir a un encuentro, el próximo día 6 de julio, con responsables de una empresa turca interesada en la compra de madera astillada, con la mediación de BSL, firma portuguesa que lleva años operando en esta zona (A Coruña y Lugo). En caso de alcanzar algún acuerdo, esta empresa lusa también participaría «poniendo la infraestructura, los equipos de corta, y la máquina astilladora o incluso la peladora», señala Piñón. «Primeiro tenemos que sentarnos a hablar y ver qué nos pueden ofrecer», coinciden varios asistentes a la reunión del sábado. El vicepresidente de Promagal asegura que la compañía turca propone «precios competitivos, 36 o 37 euros por tonelada de madera de eucalipto pelada, con certificado FSC (también podría interesarse por la identificación PEFC)». El comprador fletaría sus propios barcos, con capacidad para unas 40.000 toneladas, que cargarían, en un principio, en el puerto exterior de Ferrol (sin descartar, en un futuro, también el muelle de Ribadeo). Para cubrir esta demanda sería necesario el trabajo simultáneo de unos 20 equipos, entre las diferentes asociaciones, con el fin de «asegurar un barco mensual». «Buscamos una continuidad», recalcó Piñón. Los colectivos parecen dispuestos a reforzar su unión, como evidenció la alta asistencia al encuentro de Ortigueira. «Vemos que la gente está involucrada; el futuro es muy incierto, tal y como lo está planteando Ence; la competencia ha desaparecido, las pasteras están de la mano y hacen lo que les da la gana. O te sales de ese círculo o no hay posibilidad alguna. Queremos ver la opción de abrir otro mercado», subrayó.