Vuelve la familia de Neda que «aterroriza» a la comarca

NEDA

I. VALERIO

Los Carpente Rico han convertido su jardín en todo un espectáculo de Halloween

01 nov 2022 . Actualizado a las 18:48 h.

Hay una familia en O Puntal, en Neda, que no deja de sorprendernos en las fechas señaladas dentro de su particular calendario de celebraciones. Para los Carpente Rico, el Samaín, la Navidad y el Carnaval son días especiales en las que convierten su bonita casa en una especie de parque temático que no deja de recibir visitas por el espectacular trabajo que realizan y las performances que preparan.

Desde el pasado domingo han convertido el entorno de su chalé en un terrorífico lugar en el que las brujas participan en un aquelarre, los fantasmas sobrevuelan el ambiente, los murciélagos reflejan sus siluetas en los muros de la casa, e incluso aparecen terroríficos personajes que provocan el miedo de los más pequeños y la sorpresa de aquellos que se acercan a esta zona de Neda. Este año hasta en la casa de enfrente de la de los Carpente se han animado a emular a sus ya populares vecinos colocando en su finca una terrorífica figura.

Mónica Rico y Diego Carpente y la hija de ambos, Omaira, se meten en su papel para crear un ambiente de terror. Eso unido a las luces, la música, el humo y a todos los detalles de la decoración consigue que la gente se sorprenda. Diego es el artista, Mónica la ideóloga y la pequeña Omaira se une a sus divertidos padres convertida en una pequeña brujita que reparte caramelos a los niños que se acercan a verles.

Cada día hay función. Mónica dice que cuando ya habían gastado 300 euros en material dejó de contar, prefiere pensar en lo bien que lo pasan ellos y la gente que les visita. Este año se caracteriza usando un maquillaje a base de látex que le da un aspecto muy realista. Diego vuelve a ser Freddy Krueger. Si queréis verlos os recomendamos pasar por el número 29E de O Puntal de Abaixo, en Neda, donde está ubicada esta casa tan especial.