«La gente empieza a llamar para reservar, pero con mucho miedo y recelo»

Lourdes Maragoto se encuentra al frente de la pensión Maragoto de Neda


Con el recorte de plazas en los albergues públicos es probable que los peregrinos eleven la ocupación en los hostales y hoteles de la zona, pero Lourdes Maragoto, de la pensión Maragoto de Neda, no se muestra optimista. «Algo lo notaremos, pero no creo que eso compense las anulaciones que ha habido por el covid-19. Las previsiones eran muy buenas y todo apuntaba a que este verano íbamos a tener todo lleno, pero ahora vemos el panorama bastante negro», dice Maragoto. «La gente empieza a llamar, pero con miedo y mucho recelo y siempre interesándose por las condiciones de cancelación, porque temen tener que anular por un rebrote», advierte. De momento ya tiene algunas reservas para julio y agosto y hasta hay quien ha decidido posponer la ruta que tenía prevista para este verano y ya le pide habitación para el 2021.

«Con el riesgo de contagio todavía ahí, sin vacuna y con la Merkel diciéndole a los alemanes que no vengan a España lo tenemos complicado», dice compungida Maragoto, al tiempo que señala que los germanos, junto con los italianos y portugueses, son los extranjeros que más frecuentan la ruta inglesa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«La gente empieza a llamar para reservar, pero con mucho miedo y recelo»