Flores para comer en A Magdalena

La primavera irrumpe en la plaza de abastos con frutas de hueso, repollos, tirabeques, guisantes, caballas y hasta pétalos frescos

En É con til se pueden encontrar flores de capuchina, tajete, ajo silvestre, col y rúcula para comer en ensaladas
En É con til se pueden encontrar flores de capuchina, tajete, ajo silvestre, col y rúcula para comer en ensaladas

FERROL / LA VOZ

¿Quién no se acuerda de aquella canción que coreaba la afición del OAR desde la gradas de A Malata? «Arroz con chícharos, patacas novas, repolos de Betanzos e máis cebolas...». Pues bien, hoy sería un buen día para llevar la popular cantiga gallega a la mesa, porque, con la llegada de la primavera, los puestos de los mercados de la ciudad se han llenado de productos de temporada como los guisantes frescos y los repollos betanceiros del himno del OAR, sí, pero también con los colores y sabores de otros muchos manjares propios de esta época del año. Desde tirabeques del país a espárragos, pasando por las primeras frutas de hueso -nísperos, melocotones, paraguayos, peladillos o albaricoques- y hasta pétalos y tallos para comer en ensaladas.

En el puesto É con til -el único del Mercado de A Magdalena en el que ya se pueden encontrar fresas gallegas (en concreto, procedentes de Pedroso)-, Sonia Rodríguez sorprende estos días a los clientes con un amplio surtido de flores para llevarse a la boca. La placera explica que algunas se utilizan sobre todo para dar color -como las del tajete o la capuchina-, mientras que otras son apreciadas por su sabor, como las del ajo tierno o la col. «A mí la que más me gusta es la flor de la rúcula, que sabe a fruto seco», advierte la placera, al tiempo que apunta que los pétalos de Pedroso, Sedes y Neda que vende en su puesto están teniendo muy buena aceptación.

Pero más allá de estos manjares floridos -que son la principal novedad en la oferta primaveral del Mercado de A Magdalena-, hay otros productos de temporada que siempre tienen tirón. «Se nota que la gente ya tiene ganas de sol y buen tiempo, porque la fruta de hueso ya se demanda mucho», señala la placera María Teresa López Santalla. Y eso a pesar de que los precios se encuentran ligeramente por encima de lo habitual. «Es normal, porque es la primera fruta de temporada que llega al mercado, pero dentro de unos días ya empezará a bajar algo», apunta esta operadora que vende albaricoques a 6 euros el kilo, nísperos de Alicante a 5,50 y fresas de Portugal y Cartagena a 4,15 y 3,75, respectivamente.

María Teresa López Santalla asegura que la gente ya tiene ganas de sol y de frutas de temporada como los nísperos
María Teresa López Santalla asegura que la gente ya tiene ganas de sol y de frutas de temporada como los nísperos

A la espera de que lleguen a la plaza las ansiadas cerezas -las auténticas reinas de la primavera, según los placeros- en la verdulería de Maribel Fonticoba también triunfan los tirabeques gallegos, que vende a 5,25 -«porque son los primeros que hay»- y los repollos de Betanzos, a 1,75. «Acaban de llegar y están buenísimos», anota la operadora.

Maribel Fonticoba, con un hermoso repollo de Betanzos, una de las verduras de temporada que triunfa en su puesto
Maribel Fonticoba, con un hermoso repollo de Betanzos, una de las verduras de temporada que triunfa en su puesto

En A Magdalena todavía no hay guisantes del país, pero sí de otros puntos de España, como los de Alicante que vende Begoña García a 4 euros el kilo. Y si lo que se buscan son sabores marineros, en la nave de Ucha las pescantinas lo tienen claro: «Ahora mismo hay que tomar caballa, porque está en su punto», dice rotunda Carmen Torrente.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Flores para comer en A Magdalena