Neda restringe el acceso en coche a la Fervenza del río Belelle

J. C. M. NEDA

NEDA

El Concello confiere prioridad a los caminantes que visitan la conocida cascada

19 abr 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

El Concello de Neda ha decidido limitar el uso de turismo por el estrecho vial que conduce a su «monumento natural» más visitado, la Fervenza del río Belelle. Una medida adoptada para garantizar la seguridad, dadas las características de esta pista.

A partir de ahora, el gobierno que preside Ángel Alvariño sólo autorizará el pase por esta carretera para los vecinos de la zona y el personal de la central hidroeléctrica.

Por tanto, los visitantes deberán dejar el coche en el estacionamiento disuasorio situado en las inmediaciones del pazo de Isabel II, para recorrer a pie el kilómetro y medio que los separa de la cascada. De hecho, desde hace días se encuentran ya instaladas las señales de tráfico que prohiben el paso.