«El shiatsu activa la capacidad de autocuración del cuerpo humano»

Descubrió la técnica como paciente y ahora la aplica en el Espazo Karuna


ferrol / la voz

En la verde Irlanda descubrió el shiatsu hace ahora unos siete años Alba Leal (Neda, 1986). Estaba trabajando en Galway y, de repente, cayó enferma. «No me terminaba de curar y los antibióticos me hacían daño al estómago; entonces alguien me habló del shiatsu y decidí probar», cuenta sonriente. Para Alba, aquello fue mano de santo: «Poco a poco me fui sintiendo mejor y en un mes y medio ya estaba bien». Tanto le marcó aquella experiencia que, al volver a España, esta joven nedense decidió aprender la técnica japonesa durante cuatro años en la Escuela Amigos del Shiatsu de Madrid, la más antigua de la ciudad y una de las cinco que en España cuentan con el reconocimiento de la Federación Europea de Shiatsu. Tras su regreso a la comarca, Alba ofrece sesiones del tradicional masaje nipón en el centro de bienestar integral Espazo Karuna de Fene.

-¿En qué consiste el shiatsu?

-El shiatsu es una técnica manual japonesa en la que se combina la medicina tradicional china con conocimientos de fisiología, anatomía y psicología de la medicina occidental. Consiste en aplicar presiones con las palmas de las manos y los dedos sobre diferentes puntos del cuerpo que, en muchos casos, coinciden con los puntos de acupuntura, trabajando sobre los meridianos energéticos.

-¿Para qué está indicada?

-Tiene muchísimos beneficios. Ayuda a combatir dolores musculares y problemas óseos y también funciona muy bien para aliviar problemas relacionados con las vísceras, desajustes menstruales, asma, migrañas... Además, a nivel psicológico, resulta efectivo para luchar contra la depresión, los estados de ánimo alterados y el estrés.

-¿Es un masaje o es algo más?

-Nosostros no le llamamos masaje, porque la persona que lo recibe está vestida, tumbada sobre un tatami. Lo que resulta efectivo no es el contacto piel con piel, sino las presiones. Además, nunca conlleva dolor, algo que sí se puede dar en un masaje terapéutico convencional, sino todo lo contrario. El shiatsu aporta sensaciones agradables y un estado de relajación profundo capaz de activar la capacidad de autocuración del propio cuerpo humano. Hay estudios que concluyen que una sesión de shiatsu equivale a tres horas de sueño REM, que es el más profundo y reparador.

-¿Qué le diría a la gente que desconfía de este tipo de tratamientos?

-Que no tenga dudas, porque se trata de una técnica reconocida de forma oficial por el Ministerio de Salud de Japón y que, aunque en España todavía no cuenta con ese reconocimiento, hay hospitales que ya la han empezado a utilizar. Es el caso del Hospital de La Paz, en Madrid, donde se aplicó en la unidad de Pediatría bajo la supervisión de los especialistas del área. Eso sí, si alguien quiere probar el shiatsu, lo primero que tiene que hacer es buscar un buen profesional, porque ponerse en manos de una persona que simplemente ha realizado un cursillo de un fin de semana puede resultar muy peligroso.

-¿Cree que la falta de aceptación se debe al desconocimiento?

-En Galicia creo que se debe a que estamos muy esquinados y aquí todo tarda más en llegar. La propia situación geográfica del lugar en el que vivimos hace que seamos más cerrados, pero poco a poco nos estamos abriendo. Con el shiatsu puede que pase lo mismo que con el yoga o el tai chi: cada vez hay más personas que lo practican y hasta hay médicos de cabecera que ya lo recomiendan.

alba leal especialista en el masaje tradicional japonés

Votación
1 votos
Comentarios

«El shiatsu activa la capacidad de autocuración del cuerpo humano»