El giro vital de Manoli Fernández después de 33 años de buen hacer tras la barra: «Aprendí que menos, a veces, es más»

NARÓN

Manoli Fernández traspasa su negocio.
Manoli Fernández traspasa su negocio. F: GONZALEZ

Quiere abrir una nueva etapa profesional y cede el relevo del Caffe Latte naronés, ubicado junto a Odeón

17 may 2024 . Actualizado a las 16:42 h.

Tras 33 años de trayectoria profesional, Manoli Fernández López busca el relevo en su carrera de fondo en el mundo de la hostelería. Con 17 años cambió los estudios por el trabajo en un sector al que hay que dedicarle muchas horas y fue entonces cuando aprendió que nada en esta vida se consigue sin esfuerzo.

En casa, recuerda, le dijeron aquello de «si no quieres estudiar, ponte a trabajar». Al principio le costó coger el ritmo, pero tras tres meses se dio cuenta de que no había marcha atrás y que su decisión estaba tomada. Durante ocho años tuvo su primera oportunidad laboral en el hotel Silva, de ahí pasó al hostal y bar Juanito en A Gándara. Un largo período de aprendizaje que le llevó en 2013 invertir todos sus ahorros en independizarse. Ahí fue un volver a empezar y tras una primera experiencia fallida que duró cuatro meses en la calle Sánchez Calviño con el primer Caffe Latte, llegó su oportunidad cuando se lo jugó todo montando la cafetería que regenta desde 2014 en la calle Cataluña 39, frente a Odeón.

Manoli conoce el sector hostelero desde los dos lados, como trabajadora y como empresaria. En este tiempo aprendió que «perder, a veces es ganar y de los errores se aprende» señala. Y añade: «La gestión del negocio durante la pandemia me enseñó que menos, a veces, es más». Y es que desde el covid su negocio abre menos horas y sigue con un nivel de facturación similar a antes de la crisis sanitaria. Ella abre a las ocho de la mañana y se encarga de la bollería, los gofres, las tortitas, y los cafés especiales.

Apunta que «nunca hemos tenido vino y tampoco servimos comidas», pero en todo lo demás el servicio es de diez. Ahora Manoli quiere dar un salto de la mano de la firma Eron Coffe que le brinda una magnífica oportunidad laboral y un giro a su vida. Y traspasa un negocio que es una oportunidad para alguien que quiera subirse a un tren en marcha, que solo requiere que quiera ponerse al frente de un establecimiento a pleno rendimiento que ella deja tras 33 años de experiencia acumulada y buen hacer.