Virginia Penedo, psicóloga: «Las personas altamente sensibles viven la emoción de forma intensa, pero también el sufrimiento»

Carla Elías Martínez
Carla Elías FERROL / LA VOZ

NARÓN

CESAR TOIMIL

La experta de Narón defiende los beneficios del yoga para los que tienen este rango de personalidad

29 jul 2023 . Actualizado a las 11:36 h.

Seguro que ha leído en más de una ocasión las siglas PAS, pero, ¿sabe qué denominan? «Hoy se conoce con el término PAS, persona altamente sensible, un rasgo de personalidad científicamente denominado sensibilidad de procesamiento sensorial. Es un rasgo de la personalidad, no una enfermedad, una condición», explica Virginia Penedo, psicóloga especialista certificada en alta sensibilidad por la asociación de psicólogos y profesionales de la alta sensibilidad, además de instructora de yoga, con centro en Narón. 

Aunque cada vez se difunden más publicaciones y de test de personalidad en las redes sociales para poder descubrir si eres una persona altamente sensibles hay mucha desinformación. ¿Qué es realmente ser una persona PAS? «Puedes ser una persona sensitiva a nivel cognitivo y emocional. Son personas que viven cada emoción de manera intensa, es decir, se emocionan más pero también sufren más ante eventos estresantes o circunstancias difíciles del día a día», explica la experta.

Virginia, también instructora de yoga, defiende los beneficios de esta técnica para las personas PAS. En concreto, impartirá este domingo en el estudio de yoga naronés Samsara una clase en la que integrarán un técnica de regulación emocional con una sesión de yoga enfocada a ayudar a aprender a gestionar esta sensibilidad. «El yoga y la meditación son herramientas muy buenas para las personas con alta sensibilidad. La persona altamente sensible puede percibir los estados emocionales de otras personas, sin que hablen, pueden percibir que le pasa algo. Tienen facilidad para ayudar. Con el yoga y estas herramientas ayudamos a que sean conscientes de estos estados, por ejemplo, qué pasa en su cuerpo cuando se enfada para poder ayudar a regular las emociones más intensas», detalla.

La psicóloga explica que la alta sensibilidad tiene cuatro pilares. «Profundidad de procesamiento de la información, es decir, hacer un análisis profundo de los estímulos percibidos que se deriva en una respuesta más intensa», detalla. Añade que «tienen una gran emocionalidad y capacidad de empatía». También, las personas PAC «muestran reacciones más extremas debido a vivir y sentir de manera intensa». Y tienen «más sensibilidad a las sutilezas del ambiente, como olores, sabores, textura o la estimulación visual», enumera.

Les afecta el exceso de información y la sobrecarga de estímulos. «La persona altamente sensible se satura mucho más que una persona sin este rasgo, por eso a veces necesitan más descanso», recomienda. 

«Se sienten raros»

Virginia reconoce que cada vez hay más gente que se interesa por este rasgo de la personalidad, se identifica y, al conocer que su estudio en Narón está especializado en esto, acude a una sesión. «A la gente que viene le damos normalidad y comprensión. La persona se va mucho más aliviada porque ve que no pasa nada. Antes de saber qué es creen que son raros», recalca.