«Soy viuda de un vivo, según la ley»

El marido de Luisa López se cayó al mar cuando pescaba en Covas y una cámara grabó el accidente, pero a ella le deniegan la pensión de viudedad

Luisa López, con sus hijos
Luisa López, con sus hijos

Ferrol

Han transcurrido cinco meses desde el 20 de septiembre del 2020, fecha en la que Luisa López Grimaldos perdió a su marido en el litoral de Ferrol. Era domingo y Manuel Alfonso Díaz López, de 59 años, salió de su casa, en Freixeiro, Narón, sobre las tres de la tarde, para pasar la tarde pescando en los acantilados de Covas, como hacía con frecuencia. Sobre las diez de la noche su esposa y sus dos hijos, Alejandro y Priscila, que están emancipados, comenzaron a preocuparse porque aún no había regresado y dieron la voz de alarma. A las 23.30 horas comenzó un amplio dispositivo de búsqueda. Durante tres días, los medios desplegados por tierra, mar y aire rastrearon toda la zona en la que habían aparecido el coche, la cartera con toda su documentación, la caña de pescar y su teléfono móvil. La familia, amigos, Protección Civil y los bomberos con drones siguieron inspeccionando el litoral en las jornadas siguientes y cuando se cumplieron los nueve días de la desaparición se realizó un nuevo despliegue masivo por tierra, mar y aire, sin ningún resultado. 

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

«Soy viuda de un vivo, según la ley»