El cruel caso del maltrato mortal de una niña de 3 años en Narón en 2005 está a punto de cerrarse

La madre cumplió la condena y tuvo otra hija. El que fue su compañero, condenado por asesinato, saldrá en breve de prisión

La madre de la pequeña y el que entonces era su compañero sentimental, durante la celebración del segundo juicio en la Audiencia de A Coruña
La madre de la pequeña y el que entonces era su compañero sentimental, durante la celebración del segundo juicio en la Audiencia de A Coruña

Ferrol

El conocido como crimen de Piñeiros, en Narón, que causó una gran conmoción en toda la comarca, se produjo, según concluyeron los tribunales de justicia, la mañana del 7 de junio del 2005. La pequeña Natalia Zapata, de tan solo tres años, había quedado al cuidado de Iván Naveiras, compañero sentimental de su madre, Paola Andrea Vélez, mientras esta acudía a su trabajo en una panadería de Covas, en Ferrol. Cuando la progenitora regresó al domicilio, sobre las dos de la tarde, la niña, que ya había estado mal durante la mañana, empeoró, pero hasta el filo de las cinco no decidieron llevarla al centro de salud de Narón. La trasladó Iván, cuando ya estaba en situación preagónica, y la médico que la atendió decidió su traslado urgente al hospital Arquitecto Marcide, en el que falleció a los pocos minutos.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

El cruel caso del maltrato mortal de una niña de 3 años en Narón en 2005 está a punto de cerrarse