Narón

Una capa de humo negro se puede ver desde primera hora de la tarde desde distintos puntos de la provincia. En A Coruña, en As Pontes y en diversos lugares de la comarca ferrolana. El causante es un incendio en el polígono industrial Río do Pozo, que devastó por completo la nave de la empresa Paydes, Papeles y desarrollos. Los bomberos de Narón y de Ferrol, así como el Ges de Mugardos, trabajan en estos momentos en la extinción de las llamas y tratan de evitar que el fuego se propague a la empresa más próxima, Moncina. En total son una veintena de efectivos que se afanan desde hace horas por sofocar el incendio, 11 pertenecen a la plantilla de los bomberos de Narón. Los de Ferrol, además de aportar siete efectivos, también desplazaron al lugar un camión escalera, otro forestal y un tercer vehículo bomba.

La alerta saltó sobre las 16.45 horas, momento en el que desde el 112 Galicia movilizaron a todos los medios de emergencia, por un fuego declarado en el interior de una nave de la rúa Mariñeiros del polígono naronés, de unos 3.000 metros cuadrados de superficie. Una planta que se dedica a la fabricación de bolsas de papel a gran escala, también de plástico -además de al reciclaje de este material- y cintas adhesivas. Materiales todos ellos altamente inflamables.

;
Incendio en una fábrica de Narón Una capa de humo negro se puede ver desde primera hora de la tarde desde toda la comarca

Apuntan desde el centro de emergencias y confirman desde el Concello de Narón que no se han producido daños personales, si bien en la zona permanecen los servicios de urgencias sanitarias.

La alcaldesa de Narón, Marián Ferreiro, indica que, dada la envergadura del incendio, se han solicitado refuerzos al GES de Mugardos y que se está procediendo a refrigerar las instalaciones de la nave de al lado, la de la empresa Moncina, para evitar que el fuego la alcance.

En la zona también está desplazada la Policía local y efectivos de la Policía Nacional. 

Una vez declarado el incendio, cuyas causas se desconocen por ahora, los trabajadores que se encontraban en esos momentos en su turno de trabajo en las instalaciones de Río do Pozo fueron desalojados. Tanto en el interior de la nave como en el exterior se encontraba material de la fábrica. 

Igualmente, la policía y los bomberos instaron a la plantilla de la nave contigua, la de Moncina, a que abandonaran sus puestos. «Después, nos mandaron quitar los vehículos que teníamos aparcados aquí delante y ya no pudimos volver a entrar», explicó Luis Picallo, encargado del turno de trabajo de esta factoría, formado por 11 empleados.

Junto a sus compañeros, no dejó de presenciar durante horas las labores de extinción, aunque los responsables de las mismas confiaban en evitar que las llamas alcanzasen a la nave de Moncina, en la que también se encuentra material inflamable. «Estoy nervioso, porque es mi puesto de trabajo», admitía, preocupado.

«Vamos a trabajar aquí toda la noche», explicó Rafael Pazos, jefe del Speis de Narón, lo que da idea de la envergadura de un suceso que despertó la curiosidad y la expectación en toda la comarca. De hecho, los efectivos policiales, que interrumpieron el tráfico en las calles aledañas, tuvieron que desalojar también a las decenas de curiosos que se agolparon en la zona. «Vamos a centrarnos en conseguir que baje el calor y en proteger la otra nave», añadió.

A medianoche, desde el cuerpo de bomberos de Narón se informaba de que parte de la cubierta de la nave se había desplomado. E insistían en que quedaba en el interior del inmueble afectado «mucho combustible» y plásticos. 

«Es un drama, porque se pierde una empresa», reconoció Marián Ferreiro, quien también tuvo una mención para los trabajadores. «Yo solo pedía que al menos no hubiera daños para las personas que estaban trabajando en la empresa en esos momentos, y así ha sido», añadió.

La empresa guarda silencio

También se encontraban en la zona los responsables de la empresa, visiblemente afectados, que rehusaron realizar declaración alguna.

De acuerdo con el directorio de empresas Ardán, de la Zona Franca de Vigo, Paydes es la empresa décimo novena de mayor facturación de las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal. En el 2018 registró 14,1 millones de facturación y contaba con una plantila de 67 personas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Tags
Comentarios

Un incendio calcina completamente una fábrica de bolsas de papel en Narón