Contenedores subterráneos, a la basura

Narón y Pontedeume anuncian la próxima eliminación de estos depósitos soterrados, en los que, en su día, se gastaron varios cientos de miles de euros


narón / la voz

Mayor capacidad de almacenamiento, una mejora estética indudable, eliminación de olores... Las bondades de la contenerización subterránea, que se extendió como una fiebre por toda la comarca durante la pasada década, se han convertido con el tiempo en un quebradero de cabeza para muchos municipios de la zona. Narón eliminará dentro del contrato de basuras que sacará a licitación en breve la totalidad de estas «islas ecológicas». Pero no será el primero ni el último que condena el sistema.

En el caso de la octava ciudad de Galicia la apuesta por implantar la recogida lateral automatizada -más segura y con menos exigencias de personal que la actual- resulta, tal y como se apunta en el pliego de condiciones del concurso, incompatible con los colectores subterráneos. Por ello, el Ayuntamiento plantea una retirada de los colectores de este tipo instalados en A Gándara, Piñeiros, Xuvia, A Solaina y O Alto, que suman en total nueve depósitos de papel y otros tantos de vidrio y envases, además de 18 para la «bolsa negra».

«Las islas se encuentran en general en ubicaciones de poca o ninguna utilidad y que, además, generan problemas de mantenimiento y recolección, puesto que no están adaptadas al sistema de recogida lateral», sentencian las bases, que apuntan que la concesionaria deberá retirar los elementos de elevación, rellenar el foso y reurbanización el entorno. Argumentos que apuntalan la decisión de «enterrar» una inversión importante. En Narón, el empuje definitivo al proceso llegó de la mano del Plan E, que inyectó 233.000 euros, que se sumaron a los 71.500 gastados por la Xunta en A Gándara años atrás. 

La situación se repite

Pero Narón no será pionero. Cedeira suprimió hace dos años los seis contenedores que había en la plaza Roxa, construidos en 2005 por 56.826 euros. El motivo, según apuntan, las pésimas condiciones en las que se encontraban, tras una década sin mantenimiento. Y Ortigueira borró del mapa los de la Alameda que, aseguran, «no eran completamente estancos, y desprendían mal olor», con las consiguientes quejas, además de presentar dificultades de mantenimiento. La solución del actual gobierno fue también retirar el sistema, en el que se invirtieran 65.000 euros, y tapar el agujero.

Y a pesar de la inversión efectuada, otros municipios proyectan la eliminación progresiva. Es el caso de Pontedeume. Su regidor, Bernardo Fernández, anota que dispone de autorización de Patrimonio para clausurar los de la plaza del Convento y prepara actuaciones similares en las de San Roque y A Calzada. Se sustituirán por otros en superficie con cubrición de madera. En contrapartida, en Cariño sostienen que ojalá pudieran construir más.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Contenedores subterráneos, a la basura