La Navidad llena los hoteles caninos

La demanda de alojamientos para perros se dispara en estas fechas y la ocupación sube al 100% en buena parte de las casi treinta residencias de la provincia coruñesa


Ferrol

Está considerado como el mejor amigo del hombre, pero cuando toca viajar, como ocurre en estas fechas navideñas -ya sea para reencontrarse con la familia o hacer turismo-, a muchos no les queda más remedio que dejar al peludo al cuidado de otros. En la provincia de A Coruña, quienes no cuentan con amigos o familiares dispuestos a dar cobijo a sus perros durante su ausencia tienen la oportunidad de elegir entre casi una treintena de residencias caninas legales, según se desprende del Rexistro Galego de Núcleos Zoológicos (Reganuz), donde actualmente están inscritos un total de 27 establecimientos de este tipo.

Por lo que cuentan los responsables de estos centros, estos días no andan escasos de trabajo. Todos coinciden en señalar que, como ocurre en el sector turístico, la Navidad representa una de las épocas más fuertes del año, junto con la Semana Santa y el verano, y prueba de ello es que gran parte de las residencias caninas de la provincia se encuentran estos días al cien por cien de ocupación. «Estas fechas siempre son muy buenas y estas Navidades, al igual que las anteriores, yo incluso estoy teniendo más trabajo que otros años», comenta Patricia Fernández, de la residencia canina Amarok de Trazo, donde todos los caniles se encuentran ocupados.

La oferta de alojamientos para perros de la provincia es muy variada. Mientras algunos hoteles alojan a los animales en caniles, otros cuentan con cabañas individuales de madera y hasta hay quienes ofrecen habitaciones individuales iluminadas con luz natural y equipadas con cama. Este es el caso, por ejemplo, de la residencia de animales El Bosque de Narón, donde no solo se pueden alojar perros, sino también gatos, conejos, cobayas y otros roedores.

Además, algunos establecimientos ofrecen servicios adicionales, como baño, recogida a domicilio o guardería de día. Y si la variedad impera en los servicios, un tanto de lo mismo ocurre con las tarifas, que van desde los 8 a los 15 euros la noche y pueden incluir o no la comida diaria. En A Cova do Lobo de Zas, por ejemplo, los 9 euros que cuesta la noche incluyen también la manutención, mientas que en el Centro Canino Daponte de Padrón piden a los dueños que lleven el pienso de casa.

¿Resulta más caro alojar a un animal en temporada alta que el resto del año? Pues en este caso también hay donde elegir. Mientras algunas residencias mantienen las mismas tarifas a lo largo del año, otras optan por subirlas en Navidad, Semana Santa y julio y agosto, con un incremento que suele rondar los dos euros.

Lo que sí está claro es que el negocio de los hoteles para perros va a más, gracias al aumento de la demanda y a una mayor confianza en este tipo de establecimientos. Para poner en marcha una residencia canina, se requiere la licencia municipal de apertura, así como la inscripción como núcleo zoológico en Reganuz, lo que obliga a cumplir una serie de requisitos y someterse a inspecciones periódicas por parte de la Xunta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Navidad llena los hoteles caninos