Sepes solo consigue vender una de las 60 parcelas de Río do Pozo

La adjudicación se produjo este mes por 45.100 euros


Narón

La campaña para adjudicar 350.000 metros cuadrados de suelo industrial en el polígono Río do Pozo se cerró con la venta de una sola de las 60 parcelas por 45.100 euros. Un saldo discreto para una promoción en la que la Entidad Pública Empresarial de Suelo (Sepes) se había implicado, tras dos años desde el último concurso público.

La venta de suelo en la última década no se ha respondido a las condiciones y servicios que ofrece Río do Pozo. De hecho, la anterior promoción tampoco resultó del todo provechosa: apenas se vendieron tres parcelas de 800 metros cada una. Los responsables de la Entidad Pública Empresarial de Suelo han vuelto a intentarlo y han optado por moderar los precios. Por eso, la adjudicación de esta parcela (la W7 del sector cuarto) se ha cerrado por un precio mucho menor que otras de las transacciones culminadas este mismo mes en otras regiones de España. Es el caso de una parcela en Campollano Norte, en Albacete, que se vendió por 319.000 euros, u otra en La Rioja, en Navarrete, que reportó a la Sepes 412.000 euros. Aunque también hubo transacciones más económicas, como las realizadas en Zafra, en Badajoz, que rondaron los 20.000 euros, aunque fueron tres los espacios transferidos.

La de Narón es la única operación de la Sepes en Galicia, donde se realizaron rebajas importantes en el precio de la anterior oferta: la parcela adosada incluida en el concurso se vendía antes por 60.000 euros y ahora se podía adquirir por 43.000. Y los más de 21.000 metros de la más amplia pasan de 1,2 millones a 768.000 euros. Sin embargo, esta oferta no ha pesado para los inversores que pudieron optar a precios de salida desde los 35 a los 42 euros por metro cuadrado.

Otro de los grandes alicientes lo aportaba el Concello naronés, ya que anunció una rebaja de impuestos municipales a las firmas que se asienten.

El gobierno local desarrolló labores informativas y el pasado mes de mayo aprobó modificaciones en tres impuestos (construcciones, bienes inmuebles y actividades económicas). El objetivo es dotar de rebajas tributarias a las empresas que se asienten en la localidad o amplíen su negocio, contribuyendo además a crear empleo. Estos cambios son posibles gracias al programa Galicia doing business de la Xunta y la Fegamp y conllevan bonificaciones comprendidas entre el 50 y el 95 % en los principales impuestos municipales. Rebajas que oscilarán en función de la inversión o los empleos creados. Los compradores de la única parcela podrán disfrutar de estos incentivos desde el mes de enero del 2019, aunque tendrán efecto retroactivo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Sepes solo consigue vender una de las 60 parcelas de Río do Pozo