Los concellos sustentan 477 plazas de guardería para que los padres concilien

Seis gobiernos locales asumen el coste de funcionamiento de escuelas infantiles


FERROL / LA VOZ

Las escuelas infantiles que escolarizan a niños hasta los 3 años son la única manera, en muchos casos, que tienen los padres para conciliar vida familiar y laboral. Las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal cuentan con una red de guarderías públicas, que se sustenta en algunos casos gracias al esfuerzo inversor de la Xunta, pero en otros, son los gobiernos locales los que se rascan el bolsillo para que estos centros puedan funcionar.

En total, son seis los ejecutivos municipales que han puesto en marcha ocho guarderías en la zona, ubicadas en Narón (3), Mugardos, Neda, Valdoviño, San Sadurniño, y As Pontes. Según la información aportada por los concellos, el curso que viene se ofertan 477 plazas, aunque en algunos concellos quedarán vacantes mientras en otros hay lista de espera.

A Barosa (As Pontes)

En As Pontes, funciona la escuela infantil municipal Barosa, que tiene capacidad para 91 niños a jornada completa, cifra que se puede multiplicar dependiendo del tramo horario que elijan los padres. A partir de septiembre tiene matriculados en la unidad de 0-1 siete pequeños; en la de 1-2, 41; y en la de 2-3, 51.

Narón

El Concello de Narón fue pionero allá por el año 2002 cuando abrió su primera guardería municipal en A Solaina. Era solo el principio de una apuesta decidida del gobierno municipal por crear centros para que los padres pudiesen conciliar, sobre todo en un municipio con un perfil de habitante joven y con hijos. A A Solaina le siguió el centro de Piñeiros y el de A Gándara.

También fue el Ayuntamiento el que costeó la construcción de una cuarta guardería en Xuvia, pero el elevado coste de mantenimiento de los centros llevo al gobierno a transferir esta ultima instalación a la Xunta.

Las tres escuelas suman 246 plazas, a razón de 82 por centro, aunque en función del horario que escojan los padres puede variar el número de vacantes. A la espera de que esto ocurra -los progenitores tienen hasta septiembre para hacerlo-, de momento los datos que maneja el Concello son 176 solicitudes de nuevo ingreso y 136 de renovación de plaza -los que continúan en el centro-.

El esfuerzo inversor del Concello para las guarderías alcanza los 560.000 euros, y a mayores 123.000 euros para la de Xuvia, pues pese a que está integrada en la red de Galiña Azul de la Xunta, el mantenimiento corresponde al Concello.

As Lagoas (Mugardos)

El Concello de Mugardos tiene en marcha la Escola Infantil Municipal de As Lagoas. Tiene 41 plazas, que ya están cubiertas para el próximo curso, con una pequeña lista de espera. Tiene comedor y servicio para madrugadores, de manera que los pequeños pueden entrar desde las 07.30 horas. El pasado año el Concello hizo una inversión de más de 30.000 euros con la que se compraron nuevos juguetes, cunas, hamacas, pizarra digital y dos invernaderos en los que los niños cultivan su propio huerto.

PAI-Aula da natureza (Valdoviño)

El gobierno local logró abrir hace un año un Punto de Atención á Infancia en A Frouxeira, en un inmueble construido una década antes, que incluso se llegó a inaugurar, pero que nunca funcionó. La escuela cuenta con una veintena de plazas y ya tiene para el próximo curso unas 16 matrículas.

Os Pelegríns (Neda)

También es muy reciente la guardería municipal de Neda, inaugurada en el 2017. El centro está pensado para un total de 41 plazas en régimen de todo el día, por lo que el número de usuarios puede ser mayor. Existe una previsión de unos 25 niños para el próximo curso. En cuanto al coste, el Concello destina unos 24.000 euros anuales a la guardería. Además, subvenciona plazas a familias sin recursos. Ya contempla la mejora de su parque infantil.

A Rolada (San Sadurniño)

La escuela A Rolada recibió para el curso que viene 28 solicitudes, de las cuales 14 son de nuevo ingreso, pero tiene capacidad para diez niños más (38 plazas en total). Se ha convertido en un centro de referencia en la zona con alumnos de otros municipios cercanos como Moeche, Narón, Neda o Cerdido. La gestión está adjudicada a una empresa y el ejecutivo se encarga del mantenimiento, al que destina unos 25.000 euros anuales, y tiene una línea de ayudas por importe de 8.0000 euros.

«A apertura deste servizo supuxo un antes e un despois para os pais do municipio»

La Voz

En pleno enclave natural da Frouxeira, o goberno local mesturou nun mesmo edificio un aula de natureza e un Punto de Atención á Infancia (PAI).

-¿En que consiste o proxecto educativo desta escola?

-Buscaba ser algo novidoso, aplicar nun lugar onde ademais de prestar un servizo de apoio ás familias, o medio ambiente, a natureza e os valores que estes transmiten fosen o eixe central. As actividades que se desenvolven buscan sensibilizar e promover un maior coñecemento e concienciación do seu valor natural.

-¿Que balance faría do primeiro ano?

-Moi positivo, chegando a cubrir case as 20 prazas que estaban dispoñibles. Por fin se deu resposta á demanda continuada das familias veciñas con nenos nos últimos anos.

-¿Que supuxo a apertura deste servizo?

-Supuxo un antes e un despois nos recursos e servizos básicos a disposición da veciñanza. Logo de máis de 10 anos buscando o xeito de poñer a Aula en marcha, foi en maio do 2017 cando isto foi posible.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los concellos sustentan 477 plazas de guardería para que los padres concilien