El Concello de Narón tala los tres eucaliptos centenarios de Santa Icía

Los ejemplares tienen una altura de 32 metros y un diámetro en la base del tronco de dos


Narón

Los tres grandes ejemplares de eucalipto situados al borde de la vía del tren y de la carretera de Santa Icía, en las inmediaciones del pabellón polideportivo da Serra, serán historia a finales de esta semana. El Concello de Narón encargó al maderista Indalecio Fernández la tala de los mismos por razones de seguridad, ante el peligro de la caída de ramas de gran porte que se ha comprobado que estaban rotas.

Se trata de una operación muy compleja, debido a la magnitud de los citados árboles, que miden 32 metros de altura -algo más de un décimo piso- y tienen un diámetro en la parte baja del tronco de dos metros, y también a su ubicación, al borde del talud de la vía férrea.

Los trabajos dieron comienzo el pasado lunes y el autor material de los mismos calcula que se prolongarán como mínimo hasta el próximo viernes. Se debe a la imposibilidad de talar los eucaliptos a ras de tierra por falta de espacio para la caída, por lo que se están eliminando las ramas una a una, y también al hecho de que la tala se realiza en presencia de un encargado de Feve, por si surgiera alguna complicación, y solo está operativo durante las mañanas.

Según informó Indalecio Rodríguez, que además de tener una empresa de servicios es directivo de la Asociación Forestal de Cerdido, la tala de los tres eucaliptos no va a ser total, sino que se dejarán unos cepellones de entre tres y cuatro metros de altura, a fin de que vuelvan a rebrotar y, con los debidos cuidados, se puedan conservar unos ejemplares cuya plantación ni siquiera recuerdan los más ancianos de la zona.

La operación está despertando un gran interés y es seguida muy de cerca por los vecinos. Uno de ellos le comentó al maderista que los tres eucaliptos ya estaban allí cuando su abuelo compró la casa en Santa Icía, hace más de cien años. Para la realización de los trabajos se están utilizando dos grúas, una de la firma Rico y otra de Suministros Valdoviño, que son accionadas desde tierra por dos operarios. Una de ellas es la que desplaza la cesta en la que se mueve Indalecio Rodríguez sierra en mano y la otra se encarga de sujetar las ramas cortadas y depositarlas en tierra.

En cuanto al aprovechamiento de la madera, al tratarse de ramas muy torcidas solo pueden servir para hacer leña y con el tronco todavía se desconoce si puede ser útil para la fabricación de tablero. Según explica el maderista, es debido a que cuando los árboles eran jóvenes se utilizaron para sujetar tendales de la ropa, por lo que puede que tengan incrustados en su interior restos de alambre o clavos, lo que los convierte en inservibles para introducir en las máquinas que fabrican el tablero.

El concejal naronés Pablo Mauriz explicó ayer a este periódico que la tala de los eucaliptos de Santa Icía es una medida en la que viene trabajando el Concello desde hace tiempo, por la necesidad de eliminar un peligro manifiesto. Cada vez que había temporales se caían algunas ramas y, por suerte, nunca pasó nada, pero no se podía estar siempre con ese riesgo. De hecho, al iniciar la tala se comprobó que había muchas ramas desprendidas del tronco que podrían caerse en cualquier momento.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Concello de Narón tala los tres eucaliptos centenarios de Santa Icía