Vecinos de Santa Icía usan un terraplén de acceso para evitar vueltas en la zona

María G. Vilar, C. E. NARÓN

NARÓN

césar toimil

Tienen que salvar hasta un quitamiedos sobre la carretera y piden un vial adecuado

31 jul 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

«Terían que facer aquí unha baixada para os peóns, para que non teñan que dar toda a volta para chegar», explica un vecino de la parroquia de Santa Icía, en referencia al puente que cruza la autopista y que permitiría que los viandantes pudieran acceder directamente a la calle Xaquín Bruquetas a través del paso situado en el camino Espiño.

Actualmente, muchos viandantes acceden ya por un pequeño terraplén que hay en la zona. Un camino entre toda la maleza sirve de guía para bajar o subir por el mismo. Además, hay que pasar por encima de un quitamiedos que bordea la carretera. La otra alternativa para poder llegar a pie es dar toda la vuelta a través de la calle Espiño, en la que tampoco hay aceras, y que supone caminar medio kilómetro más para llegar al mismo punto. «Es que casi todo el mundo baja por aquí, porque si no hay que dar muchísima vuelta. Pero claro, no todos pueden hacerlo, no es tan fácil», explica un residente de Santa Icía.

Así, la adaptación de un camino en buenas condiciones en esa zona permitiría que los peatones pudieran dirigirse directamente al puente sin tener que dar tanta vuelta.