Un retrato teatral de Juan Carlos I para viajar a la Transición

Teatro del Barrio presenta una obra en la que ofrece un relato alternativo sobre la llegada de la democracia

.

Narón

Hoy y mañana - Pazo da Cultura de Narón - 20.30 horas (hoy) y 20.00 horas (mañana) - 12 euros y 8,40 (con descuento) - 

Hace ya doce años, Willy Toledo, Alberto San Juan, Roberto Álamo y Javier Gutiérrez dieron la campanada con Ana y Alejandro, una comedia de Juan Mayorga y Juan Cavestany en la que los cuatro actores se atrevían a poner el dedo en la llaga de la corrupción y los tejemanejes del poder político en pleno aznarismo, tomando como telón de fondo el banquete de la hija del presidente. Ahora, tres de aquellos valientes (Toledo, San Juan y el ferrolano Javier Gutiérrez) recuperan aquel espíritu inconformista para poner en tela de juicio la versión oficial de la Transición y cuestionar el papel de la monarquía a través de la figura de Don Juan Carlos I, a quien da vida Luis Bermejo, el cuarto mosquetero en esta nueva aventura escénica de Teatro del Barrio.

Escrita y dirigida por San Juan, El Rey se presenta ante al público como una crónica satírica de la Transición, en la que, desde el más profundo respeto a la persona de don Juan Carlos, no evita la crítica hacia la institución que representa. «Se trata de una pieza de teatro político, que al mismo tiempo es muy didáctica, porque se da mucha información sobre aspectos poco conocidos de la Transición, que algunos darán por veraz y otros puede que no. Lo importante es que es una obra que hará pensar al público y que conseguirá que la gente salga del teatro haciéndose muchas preguntas», comenta ayer Javier Gutiérrez, al otro lado del hilo telefónico, de camino a Galicia.

El ferrolano, que se alterna con San Juan en el elenco para dar vida a uno de los tres personajes de El Rey, cree además que se trata de un «espectáculo muy necesario», justo ahora que está tan reciente la abdicación de Juan Carlos I y por fin se ha puesto sobre el tapete el debate sobre el papel de la monarquía. Y, aunque a priori parece un tema muy sesudo para tratar sobre las tablas, tanto Gutiérrez como Bermejo apuntan que las risas están aseguradas. «Darío Fo decía que el humor ayuda a esclarecer la verdad y yo estoy completamente de acuerdo. Pienso que el humor te ayuda a pensar y a reflexionar más que el drama o la tragedia», advierte Bermejo.

Quienes quieran descubrir su particular retrato de Juan Carlos I no tienen más que acudir esta tarde a Narón, por donde también desfilarán Francisco Franco, Adolfo Suárez, Felipe González... La diversión (y la reflexión) están servidas. Pasen y vean.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un retrato teatral de Juan Carlos I para viajar a la Transición