Tres foráneos que marcan diferencias para el colíder Narón

El entrenador analiza a los estadounidenses Sparkman y Osborne y al británico Graham-Bell, que lucen en ránkings

Sparkman, Graham-Bell y Osborne, ayer en el pabellón de A Solaina.
Sparkman, Graham-Bell y Osborne, ayer en el pabellón de A Solaina.

FERROL / LA VOZ

El Narón ya colidera el grupo A-B de la EBA, con cinco triunfos y una derrota, igual que el Mieres y el Agustinos de León. El equipo de A Gándara trata de mantener el equilibrio entre la apuesta por los jugadores de casa y foráneos que los ayuden a crecer. Tres extranjeros tiene y los números respaldan esa filosofía, pues lucen en varios ránkings. Su entrenador, Pablo Rodríguez, los analiza.

Rowel Anton Graham-Bell llegó la temporada pasada a Narón. Y esta temporada, ya con 21 años, mejora sus números. El ala pívot es el segundo jugador mejor valorado del grupo A-B (22 tantos por tarde) y destaca en otras clasificaciones: tercero en rebotes totales (10,5) y defensivos (7,67), quinto en tapones (1,33), octavo en puntos (15,83) noveno en capturas defensivas (2,83) y décimo en tiros libres (77,78%). «Tiene unas capacidades atléticas increíbles, por lo que coge rebotes por encima de todos, independientemente del físico de los rivales. Es un chico que quiere crecer, trabaja mucho su tiro de media distancia y ha mejorado bastante respecto al año pasado. Para nosotros es un interior que puede abrir el campo, con un buen uno contra uno desde las posiciones de sus tiros. Ahora le faltan los triples.», explica su entrenador.

Brantley Scott Osborne llegó en verano procedente de la Shepherd University. Sus números en el grupo A-B de la EBA, a sus 24 años, tiran del grupo. Es el segundo mejor anotador (20), sexto en asistencias (3) y tiros de dos (61,7%) y octavo en valoración (18,33). «Es un escolta tirador completísimo, con un 45% en triples, una barbaridad para alguien que tire tanto [18 de 40]. Entiende mejor el juego, es un gran pasador y hace buenos a sus compañeros. En Betanzos defendió a un veterano como Seijo, que venía de meter 12 triples en un partido, y lo frenó», indica Pablo Rodríguez sobre el jugador que más utiliza, con 36 minutos y pico por jornada.

Intimidación y talento

Dylan Gregory Sparkman también vive en Narón su primera experiencia en España, tras dejar la Universidad de Illinois. Con 22 años, aporta versatilidad. «Lo usamos como pívot, pero podría ser un 4 por su muy buena mano de fuera. Tiene mucha calidad en movimientos, con gancho de izquierdas y derechas. Recibe el balón y mira a sus compañeros siempre, pues asiste fácil. Se entiende muy bien con Rowel y aporta intimidación para taponar. En los ránkings, es segundo en tapones (1,5 por jornada), cuarto en rebotes ofensivos (3,17), quinto en valoración (20,17), puntos (17,67) y rebotes (8,83) y octavo en capturas defensivas (5,67).

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tres foráneos que marcan diferencias para el colíder Narón