Libertad con obligación de comparecer en el juzgado para el naronés detenido por exaltar el yihadismo

El alcalde de Ferrol respalda al concejal de Cultura tras haber limitado el incidente a un «asunto de mal gusto»

Detención del vecino de Narón acusado de apología del terrorismo yihadista Es el propietario de un comercio y tienda «online», desde la que distribuía en España y Portugal prendas con emblemas de organizaciones terroristas y fotografías de atentados

Ferrol

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ordenó ayer la puesta en libertad con cargos del vecino de Narón Octavio Cadelo Tojeiro, de 40 años, que había sido detenido la noche del martes por supuesta humillación a las víctimas del terrorismo yihadista. Tras prestar declaración ante el magistrado y el fiscal, al exmilitar naronés se le comunicó su imputación formal por un presunto delito de humillación a las víctimas del terrorismo y, acto seguido, quedó en libertad. Como medida preventiva se le impuso la obligación de comparecer semanalmente en el juzgado y tiene prohibido salir de España, por lo que se le retira el pasaporte.

Como es habitual en estos casos, la Audiencia Nacional librará un exhorto a los juzgados de Ferrol para que el ahora imputado pueda realizar las firmas de las comparecencias en esta ciudad, sin tener que desplazarse a Madrid. Lo hará en el juzgado que esté de guardia cada semana.

Según la información recogida al respecto, Octavio Cadelo Tojeiro declaró ante el juez que no llegó a vender ninguna de las prendas que ofrecía en Internet con imágenes serigrafiadas de las decapitaciones por parte de los yihadistas.

El imputado regenta el establecimiento Serigrafía Río Xuvia, que cuenta con una tienda on-line a través de la que ponía a la venta para toda la península prendas de vestir, fundamentalmente camisetas, sudaderas, bolsos, pantalones deportivos y bodis de bebé, con estampaciones de simbología y emblemas yihadistas, además de atentados terroristas, incluida la imagen previa a la decapitación del cooperante-voluntario británico Alen Henning. La detención se produjo el martes por la noche en un gran despliegue policial que incluyó registros en el comercio y la vivienda del imputado, situada en el edificio número 1-3 de la carretera del Trece, en Xuvia.

«No está bien mentalmente»

El operativo se inició antes de la medianoche y concluyó pasadas las cinco de la madrugada del miércoles, siendo presenciado por el vecindario de ambos inmuebles.

Los vecinos de su residencia en Xuvia sostienen que el hombre no está bien mentalmente y que cualquier psiquiatra o psicólogo puede confirmarlo. «Creo que no sabe lo que hace», decía ayer una conocida de la familia, añadiendo que «esta gente tan inteligente, porque él lo era y dibuja muy bien, se pone mal de la cabeza. Es una pena».

Según esta misma vecina, a Octavio no se le suele ver con amigos y casi no habla con nadie. Se desplaza en una moto y hace algún tiempo tuvo un vehículo parecido a los de la Guardia Civil.

Octavio cursó sus estudios en el colegio Jorge Juan de Xuvia y se quedó solo con su madre cuando su padre, de origen vasco, se marchó de casa. En la actualidad, los dos viven en pisos colindantes del mismo edificio, que heredaron de los abuelos maternos.

Los vecinos que presenciaron la intervención policial la califican de excesiva, aunque entienden que la Policía no sabía lo que podía encontrarse dentro del piso del detenido.

Alarma inicial en el Concello

La alcaldesa en funciones de Narón, Marián Ferreiro, declaró ayer que la noticia los había sorprendido y «en un primer momento nos creó alarma el hecho de que se produjese algo así en Narón, por temor a que pudiese tratarse de una célula terrorista». Sin embargo, añadió que, al ir conociendo más datos y sabiendo de quién se trataba, que era un vecino de aquí, la alarma bajó.

«No vamos a cuestionar a la Policía ni sus investigaciones, pero creemos que es un hecho aislado de una persona que intentó hacerse mercado con unas camisetas», apuntó Marián Ferreiro, añadiendo que «desde el Concello de Narón todavía no sabemos nada más, por eso nos mantenemos cautos y esperamos que la justicia decida».

La madre no se enteró de la detención

La madre de Octavio no se enteró de la detención, a pesar de vivir en el piso de al lado al de su hijo, y no tuvo conocimiento de lo que había pasado hasta el mediodía del miércoles, cuando una amiga la llamó por teléfono para interesarse por su estado. Según explicaron los vecinos, la mujer está a tratamiento por depresión, y sus comentarios tras saber que su hijo había sido detenido se limitaban a decir que él no había hecho nada y que tampoco era un drogadicto. La mujer es maestra pero nunca ejerció como tal, salvo en algunas épocas en las que impartió clases particulares. Octavio se quedó solo con su madre cuando sus progenitores se separaron.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Tags
Comentarios

Libertad con obligación de comparecer en el juzgado para el naronés detenido por exaltar el yihadismo