La 17ª Festa do Pemento de Couto congregó ayer a 450 comensales

NARÓN

Antes de dar comienzo la comida se sirvieron pimientos a los asistentes.
Antes de dar comienzo la comida se sirvieron pimientos a los asistentes. César Toimil

La biología Cristina Silvar, que no pudo estar presente, fue homenajeada

20 jul 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

El entorno del local social de A Picota acogió ayer la 17ª edición de la Festa do Pemento do Couto, un producto que cuenta con el distintivo de Indicación Xeográfica Protexida desde el año 2010. El evento incluyó una degustación gastronómica al precio de 12 euros por menú a la que acudieron 450 personas, que degustaron bajo una gran carpa 250 kilos de carne y 600 de pimientos de O Couto, entre otras viandas.

A la cita gastronómica, organizada por la Asociación de Vecinos de O Couto con la colaboración del Concello de Narón y la Cooperativa do Val, asistieron el alcalde, José Manuel Blanco Suárez; la concejala de Festas, Mar Gómez, y otros miembros de la corporación.

Los actos dieron comienzo a las 13.30 horas con la lectura del pregón a cargo del director del Centro Galego de Artes da Imaxe, Guillermo Escrigas, quien pronunció un ameno y a la par instructivo discurso, en el que recordó sus veraneos en el Muíño das Aceñas. Escribas echó mano de dichos populares, como el cartel que rezaba en un bar y decía «Cando vexas pementos do Couto come moito e fala pouco» y también de citas históricas, como el hecho de que la primera referencia en prensa al producto objeto de exaltación ayer era un artículo de J. Culebras que fue publicado en un periódico de Santiago en el año 1925, además de comentar alguna receta culinaria curiosa. En esta línea, ilustró a los presentes con un hecho histórico de la época de Felipe II: la construcción de una fábrica de bizcochos al lado del río Belelle para alimentar a las tripulaciones de los barcos y evitarles el escorbuto. Los bizcochos se servían ya entonces con pimientos de O Couto.