Un viaje histórico por las casonas y pazos de Narón

El Pazo de Nelle, el Chalé de Antón o el Pazo Libunca son algunas de las construcciones de distintas épocas que se pueden visitar en el municipio


Narón

Dispersos por todo el municipio de Narón se encuentran varios ejemplos de casonas y pazos que transportan a distintas épocas a través de estilos y ejemplos diversos de arquitectura. De hecho, una de las rutas que promueve la Concellería de Turismo por el municipio discurre a lo largo de 25 kilómetros para visitar estos enclaves, que recoge también la guía Narón para os teus ollos, publicada en el año 2011 para potenciar la imagen turística del municipio.

El Pazo Libunca es quizás uno de los ejemplos de esta arquitectura más conocidos del municipio. La casona da Pena de Embade fue construida por la familia Montenegro en el año 1918. La guía explica que tiene un marcado estilo colonial que recuerda a las mansiones americanas de la época. Mantiene la decoración y las líneas modernistas, las columnas y las balconadas reberetadas de cerámica traída de Talavera de la Reina. Conserva las rejas, el pórtico de columnas neoclásicas y un minijardín botánico.

El Chalé de Antón (fue Casa da Cultura y albergó la Biblioteca Municipal durante años, además de otras dependencias con usos culturales vinculadas al área) fue levantado en las primeras décadas del siglo XX, y restaurado en el año 1982. La fachada principal, explica la guía, cuenta con ornamentación en las molduras, lineas de imposta, capiteles y balaustrada en el soportal. Resalta una torre en uno de los lados de la fachada. También destaca la decoración cerámica del vestíbulo interior.

Casona de verano

La ruta también discurre por el Pazo de Nelle.

Se trata de la casona de verano de la familia Pita Romero, de Os Freire y la de Román. «Evoca un estilo romántico francés de finais do século XIX», detalla la publicación.

El Pazo do Vento es otro ejemplo de estas magníficas edificaciones que, además, cuenta con otra de las construcciones más representativas del municipio, un molino de viento circular, lo que lo convierte en algo excepcional en Narón. Esta construcción está realizada con piedras de cantería y cuenta con grandes detalles arquitectónicos en su interior. «Entre eles destacan unha grande escalinata de pedra e unha ladeira típica», explica. De su exterior, añade, destacan detalles como el hórreo de pilastras o un gran pombal merendero poligonal que muestras la imagen de la hidalguía de quienes mandaron construirlo. «Son algúns dos moitos exemplos de casas señoriais que poboan este Concello».

Ruta en bicicleta

Por estas y otras muchas construcciones discurre la Ruta dos Pazos e Casonas. Con partida del convento de Baltar hasta llegar a A Gándara y una longitud de 25 kilómetros. Desde el Concello proponen recorrerla en bicicleta por su larga extensión a lo largo de la cual se pueden visitar 22 construcciones. Destacan el convento de Baltar, el Pazo de Nelle, la Casona de Verán dos Pita Romero, el Pazo Libunca o el chalet de Antón, la casona militar de los Makinlay, acomodada como Casa da Cultura.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Tags

Un viaje histórico por las casonas y pazos de Narón