Un poeta de vocación tardía que plasmó en sus versos la madurez de su vida

Pérez Bouza falleció cuando trabajaba con su amigo y artista Patinha


Mugardos

Como a él le hubiese gustado, con su amigo del alma y trabajando en los versos de su próxima obra. Así falleció el jueves el poeta mugardés Pedro Antonio Pérez Bouza a los 77 años, dejando un profundo pesar en el mundo cultural de la comarca. A Pérez Bouza le llegó la vocación por la poesía de forma tardía, pero ese tiempo le permitió profundizar en valores necesarios para la creación.

Su primer libro, Maldito Mal, lo editó de forma privada hace cuatro años, con el prólogo de Vicente Araguas e ilustraciones de Manuel Patinha. Fue con el artista luso con quien pasó sus últimas horas, trabajando en la transcripción de sus últimos versos con los que pretendía publicar un nuevo libro. «En la mirada de las últimas fotos ya se veía que se iba», lamentaba ayer Patinha. Unas condolencias a la que se suma la alcaldesa de Mugardos, Pilar Díaz, en nombre del municipio. «Lamentamos su pérdida. Su palabra seguirá viva a través de su obra en la que Franza y sus vecinos tienen un lugar privilegiado», lamentaba la alcaldesa de Mugardos, Pilar Díaz, al conocer la noticia del fallecimiento.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un poeta de vocación tardía que plasmó en sus versos la madurez de su vida