El monasterio de Monfero languidece, cubierto de maleza y en absoluto abandono

ANA F. CUBA MONFERO / LA VOZ

MONFERO

Los claustros y los muros están cubiertos de vegetación desde hace años
Los claustros y los muros están cubiertos de vegetación desde hace años CESAR TOIMIL

Dos asociaciones reclaman medidas, sin respuesta de la Xunta ni del Concello, que espera la cesión del inmueble para poder destinarlo a «usos turísticos»

21 ene 2022 . Actualizado a las 16:01 h.

La maleza invade desde hace años los claustros y los muros del monasterio de Santa María de Monfero, una edificación del siglo XII declarada Bien de Interés Cultural (BIC). En realidad, la vegetación crece sin control desde 2010, cuando finalizó la primera fase de las obras (la única ejecutada hasta el momento), en las que la Xunta invirtió 1,8 millones de euros. En algunos puntos del tejado del cenobio han brotado pinos, lo que evidencia el abandono absoluto del inmueble.

El 1 de agosto de 2021, dos asociaciones de MonferoRural C y Amigos do Mosteiro— remitieron un escrito a la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural de la Xunta y a la Dirección General de Bellas Artes y el Servicio de Protección del Patrimonio Cultural, advirtiendo «da existencia de restos de lixo de todo tipo [vidros rotos, plásticos, latas de bebida], de xeito habitual no adro do mosteiro». Alertaban del «patente estado de deterioro e abandono que sufre o valado situado no medio do adro, separando o campeiro, coa conseguinte perigosidade para a saúde das persoas [xa houbo accidentes que acabaron en urxencias]».

Los colectivos aludían a la celebración de botellones en el atrio y a la presencia «habitual» de vehículos aparcados en esta zona y alrededor del cruceiro. «Polas noites son frecuentes os derrapes ao redor do mosteiro e na entrada do adro», añadían. Señalaban, además, que los domingos por la mañana «acuden decenas de persoas visitar o mosteiro, atopándose con que está pechado o primeiro domingo de mes». Ante esta situación, que califican de «grave e degradante para a imaxe das asociacións, do Concello e do patrimonio», solicitaban la intervención del Ayuntamiento.