El final de la obra de la carretera de Bares, a tiempo para la Vuelta

El delegado de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro, supervisa este lunes los últimos flecos de la actuación en la AC-100

A. F. C.
Mañón

La carretera que va de O Barqueiro a Bares, en el municipio de Mañón, ya está casi lista. Como estaba previsto, a tiempo para el paso de la Vuelta a España el próximo jueves de 6 septiembre. Los participantes de la ronda ciclista serán de los primeros en pisar, por lo tanto, el nuevo asfalto de la AC-100, que este lunes recibirán la visita del delegado territorial de la Xunta en A Coruña. Ovidio Rodeiro supervisará, alrededor de las diez de la mañana, el final de actuación.

La Consellería de Infraestruturas destinó cerca de 1,3 millones de euros a este proyecto, que se trataba de una vieja demanda del Concello de Mañón y los vecinos, dado el alto número de vehículos que circulan por el vial, sobre todo durante los períodos vacacionales. La nueva plataforma, casi rematada, dispone de 6,5 metros de ancho, con una cuneta de seguridad de 0,75 hacia el momento en los tramos en los que fue necesario.

Los carriles se ensancharon para mejorar la seguridad y la comodidad en la circulación. No obstante, para completar la obra también fue necesario reponer el firme, y renovar la señalización horizontal y vertical, así como el sistema de balizas y los quitamiedos. La actuación se desarrolló entre el kilómetro cero de la vía, a la salida de O Barqueiro, hasta la Vila de Bares, situada en el punto kilométrico 5,250.

Entre los detalles del proyecto también hay que remarcar los cambios que hubo que realizar por la cercanía de dos mámoas. Esto forzó a ensanchar el vial por el otro margen, con el fin de proteger el patrimonio. Antes de la visita programada de Rodeiro en la jornada de hoy, estuvo en julio la titular de Infraestruturas, Ethel Vázquez, acompañada por el regidor de Mañón, Alfonso Balseiro, que también estará este lunes. Allí, la conselleira garantizó que el proyecto estaría finalizada para el paso de la Vuelta, algo que se cumplirá. La etapa, cuya meta será en Estaca de Bares, no estaba prevista cuando se programaron las obras, lo que obligó a reorganizar los trabajos, que tenían en un principio un plazo de ejecución de nueve meses.

Para la ampliación de esta carretera no fue necesaria la cesión de terrenos, puesto que cuando se abrió, en 1928, Obras Públicas expropió terrenos por un ancho mínimo de 11 metros a lo largo de todo el recorrido.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El final de la obra de la carretera de Bares, a tiempo para la Vuelta