«La cosmética tiene más impacto en nuestro PIB que el aceite de oliva»

amelia ferreiroa LALÍN / LA VOZ

FERROL CIUDAD

Cedida

Ariana Fernández Palomo lidera Orixe Cosmetics, una marca producida en Galicia, que se presenta en Lalín

13 abr 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Nacida en Madrid, con padre de Ferrol y madre toledana, Ariana Fernández Palomo se siente muy gallega. Tanto, dice, «que mi tatarabuelo por parte de padre fundó en Compostela el diario «La Gaceta de Galicia», que fue el que publicó los primeros versos de Rosalía de Castro y se hizo cargo de los gastos del carruaje de su sepelio». Un apego a la tierra que se traduce en más de 20 años de experiencia como farmacéutica, y más de 32 como comunicadora. Preside en la actualidad la Asociación de Cosmética Galega, y La Ciencia en Femenino, para dar visibilidad a la ciencia gallega hecha por mujeres.

—¿Qué motiva crear la Asociación de Cosmética Galega?

—El sector de la cosmética tiene un alto valor añadido y puede ser estratégico para el territorio como el gallego. Toda la cadena de valor, desde la producción y selección de los activos naturales, terrestres y marítimos, pasando por la recolección, distribución, elaboración y comercialización, genera un impacto económico enorme. No hay más que ver el ejemplo de la cosmética francesa o la coreana. La cosmética es el tercer sector de impacto en nuestro PIB, por encima del aceite de oliva, y eso que somos los principales productores del mundo, o la madera. En Galicia no hemos desarrollado todavía nuestro potencial porque estamos atomizados. El futuro pasa por la cooperación. No somos competencia entre nosotros, la competencia nos viene de fuera.

—¿Qué objetivos lograron hasta la fecha?

—El principal objetivo cumplido ha sido lograr la colaboración entre 25 firmas que podrían considerarse competencia entre ellas, lo que indica un importante avance en la creación de un ambiente de «coopetencia» dentro del sector de la cosmética gallega. Ese logro refleja la capacidad de la asociación para unir a diferentes empresas en pos de objetivos comunes y el desarrollo del sector en conjunto. Tenemos un staff profesional que nos está ayudando a organizarnos, y estamos trabajando para convertir a Galicia en destino cosmético. Nos importa conseguir envases sostenibles, usando nuestra capacidad como asociación, escalar unidades, algo que para una empresa pequeña sola es inviable. Tenemos que abordar, junto con la administración, temas tan relevantes para nuestro sector y el tejido productivo agroforestal y marítimo gallego, como la legalización de activos cosméticos, el comercio electrónico, las extracciones de activos de plantas y algas, entre otros.

—¿Cuáles son las siguientes metas a conseguir?

—Desde la asociación, y en colaboración con las 3 universidades gallegas, queremos promover la investigación y desarrollo en el ámbito de la cosmética, incentivando la exploración de nuevas técnicas de extracción de activos naturales y la investigación de plantas y algas autóctonas como fuentes de ingredientes cosméticos innovadores.

—Y surge Orixe Cosmetics, cuyos productos se presentarán este lunes en la Herboristería Estalitroque de Lalín, ¿cómo es esta marca?

—Es una marca elaborada exclusivamente con activos naturales que se producen en Galicia, promueve el lujo sostenible utilizando materiales reciclados y renovables en sus envases, y siguiendo principios de economía circular. La «Box de Orixe», una caja de madera de olmo reutilizable, incluye productos y subproductos de Vedra como el aceite puro de camelia y capítulos de la flor de la caléndula, además de promover el upcycling con elementos ornamentales y combustibles. Los envases de vidrio son recargables y su concepto ecológico reduce las emisiones de dióxido de carbono.

«Las lociones son como los vinos, pueden ser parecidas pero todas son únicas»

La marca Orixe Cosmetics encara una filosofía de sostenibilidad ambiental en todos sus productos, apunta Ariana Fernández. Desde una emulsión y un sérum elaborados con ingredientes naturales gallegos, como la camelia cultivada en Vedra, y algas del Atlántico pasando por el aceite también de camelia multivarietal de primera presión en frío, gel y champú sólido; una alternativa natural y ecológica para conservar la hidratación del cuerpo y fortalecer el cabello. «Nuestros productos ofrecen hidratación profunda, suavidad y firmeza a la piel, reduciendo líneas de expresión y arrugas, y son fruto de más de dos décadas de mi investigación», afirma la farmacéutica.

Llegar al mercado y diferenciarse de las miles de propuestas existentes es una de las dificultades de este proyecto que pilota Ariana Fernández pero, «es como los vinos. Todos pueden ser parecidos, pero todos son únicos. La claves es el producto. Cuanto mejor selección de la planta y método de conservación, más potencia en los activos. El tratamiento y la fórmula es fundamental. Llevo tantos años formulando que soy capaz de elaborar excelentes fórmulas con alta capacidad de llegar a las capas profundas de la piel, con una buena galénica y eficacia. No se trata de cantidades sino de cualidades. En Galicia hay tradición y conocimiento ancestral», afirma categóricamente la CEO de la Start Up Lp10 LAB, un modelo de negocio cosmético cuya oferta de valor diferencial es la formulación adaptada a cada tipo de piel.

De las cremas, sérum y espuma limpiadora de limón y romero que también están en el mercado, Ariana ya trabaja en la salida de un nuevo producto; en este caso un contorno de ojos con extracto de arándanos y hojas de vid roja.