Nueva fecha para la apertura de la calle de la Iglesia: el día 22, si el tiempo no lo impide

FERROL CIUDAD

CESAR TOIMIL

El alcalde de Ferrol se reunió con los comerciantes y garantiza que no se volverá a cortar

09 mar 2024 . Actualizado a las 00:54 h.

La respuesta que los comerciantes con negocios afectados por las obras en la calle de la Iglesia vienen demandando desde hace semanas la obtuvieron ayer por boca del alcalde. Será el día 22, según les comunicó José Manuel Rey Varela, justo a tiempo para el inicio de la Semana Santa. El regidor se reunió con responsables de los comercios ubicados en la manzana entre Rubalcava y Carmen y también de la zona afectada en la plaza del Callao. Y asistentes al encuentro trasladan que esa es la nueva fecha oficial dada por el gobierno local, después de que se incumpliese la anterior, que preveía que la obra estuviese lista en febrero.

No obstante, apuntaron las mismas fuentes, el ejecutivo ferrolano introdujo un importante matiz: será ese viernes si las condiciones meteorológicas así lo permiten. Y las previsiones no parecen halagüeñas. La predicción del tiempo para la próxima semana recoge lluvias todos los días. Y que haya varios días secos consecutivos es condición para poder acometer los trabajos que restan.

La concejala de Urbanismo, Blanca García, que también estuvo presente en la reunión junto a un responsable de las obras, avanzaba el pasado jueves en Radio Voz Ferrol (105,4 FM) que el hormigonado se iniciaría a principios de la próxima semana. Pero además de extenderlo, es necesario que fragüe correctamente antes de permitir el tráfico sobre la nueva calzada, lo que supone dejar pasar varias jornadas, según se comunicó ayer.

Así que a menos de dos semanas de que acabe la nueva cuenta atrás, el sector no las tiene todas consigo. Fueron los comerciantes los que pidieron el encuentro con el alcalde, celebrado ayer a primera hora en el Concello. Y negocios consultados abogan por dar un voto de confianza, tras las quejas transmitidas en los últimos días por el retraso y las condiciones en que se realizan los trabajos.

«Cansados de perder dinero»

Después de que fuentes de la obra hubiesen trasladado a algunos comerciantes que la intención era abrir la calle para Semana Santa, pero cerrarla de nuevo a su término para culminar remates como el pulido, el regidor garantizó lo que la concejala viene reiterando desde que esa previsión se hizo pública: que no será así, y que cuando abra, lo hará de forma definitiva, y con la obra concluida. Cuando eso suceda, sea o no a tiempo para la Semana Santa, se pondrá fin a un largo período de cierre del último tramo de la calle, que, inciden los comerciantes, «iban a ser cuatro meses y van ocho», señala una de las afectadas. «Estamos cansados de perder dinero», declaró urgiendo el remate.

En el encuentro también se trasladó el compromiso de que los pequeños desperfectos que puedan haber ocasionado por las obras en el exterior de las tiendas serán subsanados. Sin embargo, lo que no se abordó son las prometidas bonificaciones que el gobierno local había anunciado para compensarlos por las molestias generadas por los trabajos. Algunos negocios tuvieron que cerrar sus puertas un par de días para permitir la ejecución de las aceras frente a su puerta, lo que se suma, a las dificultades el acceso de la clientela, entre vallas y con tablones tambaleantes a modo de paso provisional. El gobierno local sostiene que mantiene «en estudio» esas compensaciones, que nunca llegó a concretar de qué forma se harían.

CESAR TOIMIL

El ascensor del mercado se estrenará para Semana Santa

La Semana Santa es también la fecha objetivo de conclusión para la obra de la reforma de la plaza del mercado, denominada oficialmente Rancho da Praça-Rendilheiras de Vila do Conde. Allí, avanzó la concejala de Urbanismo, Blanca García, el ascensor ya está colocado y se trabaja estos días en los cuadros eléctricos. «Contamos que para semana Santa esté todo listo», afirmó. De hecho, ese elevador, que salvará la diferencia de cota entre el nivel de la calle de la Iglesia, la plaza y el aparcamiento subterráneo, es el último de los elementos que llegó a la nueva plaza, y que en parte motivó el retraso que acumula el proyecto, que debería haber concluido en noviembre.

El parque infantil continúa cerrado a la espera de las certificaciones necesarias que permitan su uso. Y la edila ha aclarado que no habrá balaustrada de seguridad paralela a la avenida de Irmandiños. Defiende que no está prevista porque según el criterio de los técnicos, el parque está a la distancia reglamentaria y suficiente del borde de la plaza. Y que además, lo que sí habrá es un cierre vegetal, que se incluyó con el modificado.

Los proyectos del mercado, —que incluyó la demolición de la nave provisional—, y de la calle de la Iglesia se dan la mano en la parte inicial. Y la obra del mercado incluirá la modificación de la barandilla metálica que protege de la caída desde la que se divisa la nueva plaza y la alameda del Carbón.

Un herrero cortará las farolas

Aunque había dudas porque originalmente se cree que era verde, finalmente la balaustrada será pintada de blanco. Y de ella desaparecerán las farolas instaladas posteriormente sobre ella, cuyo pie, reveló la concejala, ni siquiera es de hierro, sino que es de hormigón pintado. Un herrero acudirá en los próximos días para cortarlas.

Por otra parte, el gobierno local preveía abrir durante la jornada de ayer el cruce de Iglesia con la calle San Diego, después de que tuviese que volver a ser cerrado para su reurbanización. El de Concepción Arenal seguirá cerrado durante varias jornadas más.