El Concello eliminará las cámaras sancionadoras de Armas y recuperará la parada de taxis

Carla Elías Martínez
Carla Elías FERROL

FERROL CIUDAD

KIKO DELGADO

El gobierno inicia el expediente para retirarlas en Terra y Rubalcava

24 jul 2023 . Actualizado a las 23:02 h.

La recaudación por las sanciones de tráfico fue la tercera fuente de ingreso municipal en el 2021. Un ejercicio que se cerró con unos ingresos por este concepto de 2,7 millones de euros, 500.000 euros más de los inicialmente previstos. Y que llevó al PP a criticar duramente al anterior gobierno socialista como «el alcalde que más multa a los vecinos». Y la promesa de rebajarlo ha sido uno de los primeros procesos que ha puesto en marcha Rey Varela. El alcalde anunciaba ayer tras la Xunta de Goberno Local varias medidas para reorganizar el entorno de la plaza de Armas.

Por una parte, inició el expediente para retirar las cámaras de vigilancia que multan en las calles adyacentes de Terra y Rubcalva. Según explican desde el Concello, en el 2022 el 46,54 % de las sanciones fueron de las videocámara. «Sancionáronse a cerca de 13.000 persoas, o dobre que as multas postas polo radar de A Malata. O 46,54 % das sancións postas na cidade no 2022 foron a través das videocámaras das rúas Terra e Rubalcava», explicó. Y tras ellas le seguirá el radar de A Malata, adelantó Rey Varela.

Pero no es la única medida en este punto céntrico de Ferrol. Otra actuación será restablecer la parada de taxis que se ubicaba en el tramo de la calle Terra, entre Dolores y Real. «Os taxistas non estaban de acordo coa súa ubicación, así nos trasladaron, e pediron voltar á súa para en Armas», señaló el regidor. Con esta medida, la salida de los vehículos se hará por la calle Real. Una vez lleguen al cruce con la calle Rubalcava podrán subir en dirección al barrio de Canido o girar a la izquierda en la calle del Sol.

Este cambio, inciden, permitirá sumar seis plazas de aparcamiento en el punto de la calle de la Terra donde se ubica en estos momentos la parada. Zona que ayer al mediodía estaba copada por coches infractores y no estaba estacionado ningún taxi.

El gobierno local busca, explican, reorganizar el tráfico rodado para paliar los efectos de la obra de la calle de la Iglesia.

Falta de plazas de aparcamiento

El regidor avanzó que en la próxima semana, el mismo órgano tratará un plan para solucionar los retrasos del plazo de las obras de la Iglesia y la falta de aparcamiento que aprecian en el centro de Ferrol.