La F-101, con base en Ferrol, se prepara para repeler ataques de blancos teledirigidos

La Voz FERROL

FERROL CIUDAD

La F-101, en una imagen de archivo atracada en el Arsenal de Ferrol.
La F-101, en una imagen de archivo atracada en el Arsenal de Ferrol. ANGEL MANSO

La Álvaro de Bazán ensayó la respuesta armada a amenazas aéreas y de superficie en un polígono de tiro de la Marina danesa

05 jun 2023 . Actualizado a las 10:36 h.

La fragata Álvaro de Bazán (F-101), con base en Ferrol, ha finalizado su participación en operaciones de vigilancia y seguridad marítima en el Atlántico Norte y el Báltico. Este período de vigilancia ha dado continuidad a su integración en la agrupación naval permanente de la OTAN número 1 (SNMG-1) tras la recalada de esta flota de respuesta rápida de la Alianza Atlántica en el puerto islandés de Reikiavik, que marcó la finalización del ejercicio Dynamic Mongoose 2023.

Desde el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) se resalta que «durante las casi tres semanas de vigilancia marítima, la fragata española ha realizado presencia en aguas del Atlántico norte y el mar Báltico junto al resto de unidades de la agrupación. Han compaginado las labores de vigilancia con la participación en diversos ejercicios, entre ellos el Formidable Shield en el Atlántico norte; unos ejercicios realizados con el grupo de combate del portaviones estadounidense Gerald R. Ford en el mar del Norte; y unos ejercicios artilleros junto al resto de la SNMG-1 en aguas danesas del mar Báltico».

Con respecto a los ejercicios con el grupo de combate del nuevo portaviones norteamericano USS Gerald R. Ford, desde Defensa se indica que «esta actividad ha supuesto una buena oportunidad para incrementar el adiestramiento de toda la agrupación, y un motivo de estímulo para la dotación de la fragata española».

Además de todas las tareas anteriores, la fragata con base en Ferrol ha participado también en ejercicios de tiro con su cañón y armas de pequeño calibre en un polígono de tiro de la Marina danesa. «Se enfrentaron blancos aéreos y de superficie, teledirigidos y remolcados, y quedó demostrado que la Álvaro de Bazán continúa en buena forma y preparada».

Finalizada la misión de vigilancia marítima reforzada, la fragata española recalaba en Gdynia (Polonia) para  preparar las siguientes actividades que, previsiblemente, serán las últimas del buque antes de la finalización de su integración en la SNMG-1 a finales del mes de junio.