El servicio de vigilancia policial de los juzgados debería tener siete agentes y solo hay tres

Bea Abelairas
Bea abelairas FERROL / LA VOZ

FERROL CIUDAD

José Pardo

El SUP reclama que se cubran las plazas previstas en el catálogo del servicio y recuerda que en agosto habrá otra baja

14 may 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Son los encargados de abrir y cerrar los juzgados de Ferrol, de controlar la seguridad de todas las puertas, el arco de detección de metales de la entrada principal y atender a los cientos de personas que cada día acceden a estas dependencias, donde también está el Registro Civil. Y solo son tres policías nacionales, que tienen que cubrir todos los turnos del servicio, cuando el catálogo para este trabajo estipula que deberían ser siete. En Ferrol cuentan con el apoyo diario de una agente de seguridad privada, pero aún así apenas tienen un minuto libre. Muchos días el policía que abre a las siete de la mañana sigue trabajando hasta las ocho de la tarde, porque hace meses que se turnan para poder cumplir con su labor.

Los problemas pueden agudizarse a partir del mes de agosto, ya que uno de estos tres agentes se jubila. Por eso, el Sindicato Unificado de Policía solicita que se cubra el catálogo de siete agentes asignado a la custodia de los juzgados de la calle Coruña. El representante de este sindicato, Carlos Lage, pone el énfasis en las importantes funciones que realiza la Uvex (Unidade de Vixilancia de Edificios Xudiciais). Todos son agentes que han solicitado este puesto y se lo conceden siempre que cumplen dos requisitos: tener más de 55 años y llevar más de 25 de servicio activo.

Informar y tranquilizar muchos ánimos, además de dar seguridad

Cada día acceden al juzgado cientos de personas. Muchas son letrados o trabajadores judiciales que tienen claro a dónde ir; otros están completamente perdidos o muy nerviosos. Esta misma semana uno joven entraba totalmente desorientado: «Tengo que declarar en un juzgado, pero no sé cúal», decía en la puerta a uno de los agentes que le preguntaba por una citación que había perdido. Esa misma jornada apareció otra comunicación extraviada de una testigo y los policías nacionales de los juzgados investigaron por los pasillos hasta dar con la propietaria de la misma. Y el viernes, la agente de seguridad privada que ayuda a la policía nacional consolaba a una anciana tras asistir a un proceso que la dejó conmocionada. Cada día se dan nuevas situaciones y últimamente también deben velar por las protestas que habitualmente realizan los propios trabajadores de la casa.

La atención al público no les distrae de estar pendientes de las cámaras que vigilan el exterior del edificio. Y dos jornadas al mes el trasiego es muy incesante, porque llegan cientos de personas que deben firmar sus libertades vigiladas.

La Xunta asegura que ha solicitado al Ministerio que convoque ya las plazas vacantes

Los agentes que se encargan de custodiar el edificio de los juzgados pertenecen a la Unidade de Vixilancia de Edificios Xudiciais (Uvex) de Galicia. La Xunta colabora, mediante un convenio, aportando un complemento salarial a estos agentes por el servicio que prestan en las sedes judiciales de su competencia. La Consellería de Xustiza reconoce que es consciente de la falta de agentes que hay en Ferrol.

Los portavoces de este departamento de la Xunta aseguran que ya han «solicitado ao Ministerio do Interior a oferta dun concurso extraordinario para cubrir as prazas que se prevé que queden vacantes antes de que esa situación se produza», en referencia a las próximas jubilaciones de agentes que pueden mermar más el equipo que se encarga de esta labor. Asimismo, apuntan que en el marco del convenio del Gobierno central con la «Xunta de Galicia en materia de seguridade nos edificios xudiciais, corresponde ao Ministerio do Interior determinar as unidades destinadas a este servizo e o aumento e diminución do número de efectivos, así como anunciar as vacantes que se produzan e a convocatoria do concurso de méritos correspondente para cubrilas».