Tradicional, con freixós o vegano: una decena de propuestas para quitar el frío con cocido en Ferrol

Carla Elías Martínez
Carla Elías FERROL

FERROL CIUDAD

CÉSAR TOIMIL

La temporada del grelo atrae a la comarca a comensales de todo el país

25 ene 2023 . Actualizado a las 13:43 h.

El frío invernal trae a la mesa uno de los productos por excelencia de la comarca de Ferrol, denominado como «el espárrago gallego»: el grelo. Menos de un centenar de socios y productores resisten en la Cooperativa de Val Xestoso. Al frente está Pacucha Couto, que advierte de la falta de relevo entre los productores y también del clima. «En algunos terrenos entró un hongo y se pudren. La planta se empieza a poner amarilla y no recupera. Yo creo que es por el cambio climático. Al grelo le gusta mucho el frío y no ha habido hasta ahora», explica. No obstante, están inmersos ya en la temporada del producto rey del monte eumés. «Las cantinas están a tope», dice.

Del grelo de Val Xestoso «se aprovecha todo», explica Pacucha. La característica más destacable es su ternura. «El tallo es muy blando, está buenísimo», señala. Así que tiene mil posibilidades gastronómicas más allá del tradicional cocido. «Si haces el cocido, haz grelos de más y los puedes aprovechar para un revuelto, una tortilla, para croquetas, en empanada está espectacular, en pizza...», enumera Pacucha. Su receta estrella es la «pizza con salmón y grelos». «El grelo le da un gusto tremendo a la masa... Igual que a la de empanada», ensalza. Como consejo, propone cocer «de más» para tener toda la semana. «El grelo cocido, lo escurres bien, lo guardas en una bolsita y te aguanta. Comida de aprovechamiento y sana», detalla.

Pero, si no quiere ponerse al frente de los fogones de su casa, la comarca cuenta con multitud de restaurantes donde el cocido es su especialidad.

En Monfero

Si hay algún lugar por excelencia al que desplazarse a degustar un buen cocido ese es el municipio de Monfero, donde se ubican un par de establecimientos de los más populares de toda Galicia. Por ejemplo, Casa Lourán. «Somos casa de turismo rural, non un restaurante. Pero na época de cocidos, tempada baixa da casa, entre xaneiro e abril, damos cocido para grupos por encargo», explica Ana González. Con Cristina Iglesias está al frente de esta casa rural, con más de veinte años de historia. Su propuesta es un menú degustación. «En Monfero hai moitos sitios onde comer un bo cocido. O reclamo principal, evidentemente, é o grelo do Val de Xestoso. Pero tamén temos como reclamo o aperitivo e sobremesa. Comezamos con freixós con zorza, unha especie de kebab á galega cos freixós que facemos á pedra. Gusta moito. Despois a sopa de cocido, suaviña. E o cocido completo con patacas, grelos e garavanzos. Na carne, traballamos o porco celta, cachola, lacón, costela e chourizo. E, na sobremesa, temos o requeixo Restrebas, que facemos na nosa granxa, acompañado das marmeladas de figos, framboesa, mora e kiwi, tamén nosas. E unha tarta de cabelo de anxo e noces, que tamén facemos no», describe González.

Su propuesta tradicional se complementa con la opción sin gluten y para veganos. «Para quen non poda comer gluten facemos os freixós con trigo sarraceno e a sopa sen gluten. E para veganos, pisto, en vez da zorza, a sopiña vexetariana, e o cocido con calabizo, que é chourizo de cabaza», explica la responsable. Señala que acude gente de toda Galicia a degustarlo y aprecia que cada vez más empresas se decantan por organizar una comida de cocido anual en vez de la tradicional cena de Navidad.

Otro local emblemático de Monfero que nadie se puede perder es Casa Juan. Con el mensaje: «Empezamos a preparar nuestro plato estrella: el cocido», ya lo anuncian en sus redes sociales. Pero, si quiere ir en fin de semana debe saber que está todo completo, debe reservar para el 2024. «Tengo lleno ya hasta abril», comenta una de sus responsables, María José Sas. La casa cuenta con más de un centenar de años de historia. Su marido nació ahí. Así que la tradición la llevan por bandera. Su propuesta, de primero, sopa, caldo y callos; de segundo, el grelo con los garbanzos y la carne, lacón, cachola, chorizo, etcétera. Para terminar, el postre con tartas, requesón, freixós, orella... Tiene adeptos por todo el país. «Ha venido gente de Madrid, de Canarias... También hacemos para llevar a casa. Un día estuve cocinado de madrugada para que un valenciano se lo llevase en coche a las ocho y media de la mañana», explica María José.

En la comarca, Casa Pepe (As Neves); Casa Pena o la Taberna Irmandiños (Moeche) son otros locales populares.

En la ría de Ferrol

El 11 de febrero arrancarán las populares jornadas Tempo de Cocido de Casalexo, en Ferrol. «Aún no las hemos publicitado en redes sociales y ya tenemos reservas. Yo creo que el cocido triunfa mucho porque cada vez se cocina menos en casa», explica su responsable, Alexo Negreira. Su propuesta, un menú de cocido tradicional con todo incluido o solo la comida.

En el bar-lounge Costa Verde (San Xurxo) se puede degustar los domingos. Y restaurantes de la ciudad como O Parrulo, O Chollo y O Escudo, o de la comarca como Casa Becerra (Narón) y Casa de la Abuela (Fene) destacan en TripAdvisor como uno de sus platos fuertes.