Alejandro Pérez, vecino de Caranza: «En mi casa algunos días estaba a 11 grados, tenía bolsas de agua en la pared»

Carla Elías Martínez
Carla Elías FERROL

FERROL CIUDAD

JOSE PARDO

Aunque las obras de eficiencia energética de su edificio aún están en marcha, destaca que ya nota los efectos

26 ene 2023 . Actualizado a las 16:21 h.

Alejandro Pérez, que lleva viviendo desde el 2012 en el edificio de Caranza en obras por las ayudas de la Xunta para eficiencia energética, le ha cambiado la vida. Reside en el segundo piso, en la letra C, con buena parte de las habitaciones orientadas hacia la zona de sombra. Trabaja en desde casa como informático así que sabe lo que es pasar muchas horas en este hogar que no tenía buen aislamiento. «La situación de las habitaciones que daban a la fachada en obras ahora era una pasada. El baño tenía humedad en la pared, una habitación una burbuja de agua bajo la pintura... Y ahora está todo seco. No hay nada», describe. Recuerda también cómo se estropeaba la ropa que guarda su mujer en el vestidor. «Cogía muchísima humedad», detalla. 

Aunque las obras aún están en marcha, ya nota los efectos de los trabajos. «En las habitaciones de ese lado del edificio la temperatura ya es diferente, hace más calorcito. Incluso, sin poner la calefacción, se está mejor que en el resto de la casa», explica. Explica que ha mejorado su calidad de vida tanto con respecto a las humedades como con la temperatura. «Estas casas son muy húmedas, y al dar un lado a la sombra, muy frías. Yo, si no ponía la calefacción, en invierno había días que estaba 11 grados. La ponía de octubre a abril, todo el día, con el gasto que conlleva», recuerda. Un extremo que ya no necesita. «El deshumidificador ya no recoge el nivel de agua de antes. El baño siempre tenía una humedad que ya no hay», explica.

El edificio del barrio de Caranza cuenta con once plantas. Y ha sido difícil que todos los vecinos se pusiesen de acuerdo. Alejandro recuerda que llevaban años pidiendo presupuestos para acometer trabajos de este estilo. «Nunca nos poníamos de acuerdo. La administradora de fincas nos fue ayudando y con ella nos decidimos. Nos informaron de la ayuda, de plazos y nos dieron muchas facilidades. Así que ya nos decidimos todos porque era algo muy necesario», señala.

Él es solo un ejemplo de cómo se vivía en este edificio, pero reconoce que hay vecinos con experiencias peores. «Hay gente a la que directamente le entraba agua en casa, que le llovía o le entraba el viento... Había que tomar medidas», añade. Así que optaron por no decantarse por un parche, ahorrar y buscar fórmulas para hacer frente al gasto. «Pagamos cerca de 7.000 euros por casa, es un desembolso muy grande. La ayuda de la Xunta se nota bastante y nos dieron facilidades para pagarlo o todo junto o mes a mes», agradece.

Obras de eficiencia energética en más de una treintena de edificios de Ferrol con ayudas de la Xunta

Carla Elías

Una mejora del 40 % en la eficiencia energética del edificio será el resultado de las obras que se están acometiendo en el inmueble número 4 de la calle Exército Español, ubicado en Caranza. En total, hay un millar y medio de edificios en Galicia que, como este, se han beneficiado de la primera convocatoria de ayudas para la eficiencia energética lanzada el pasado mes de mayo por la Consellería de Medio Ambiente. La responsable del área, Ángeles Vázquez, se desplazó este lunes hasta el barrio ferrolano acompañada de representantes de la empresa ejecutora de la reforma, Decor Fene; el director de obra, Felipe López; la delegada de la Xunta en Ferrol, Martina Aneiros; y el presidente del PP en la ciudad, Jose Manuel Rey Varela, para comprobar de primera mano cómo se están desarrollando los trabajos. «Son actuacións que ben merecen a pena. A eficiencia enerxética vai ligada á rehabilitación. Temos que facer edificios e vivendas máis acolledores nos que aforremos en calefacción e enerxía», explicó la conselleira.

Seguir leyendo