Visto para sentencia el juicio contra un varón por abuso sexual a una compañera de un centro docente militar de Ferrol

E.B. FERROL / LA VOZ

FERROL CIUDAD

Tribunal Militar de A Coruña, en imagen de archivo, donde se llevó a cabo el juicio contra un varón acusado de abuso sexual.
Tribunal Militar de A Coruña, en imagen de archivo, donde se llevó a cabo el juicio contra un varón acusado de abuso sexual. PACO RODRÍGUEZ

Fiscalía y acusación solicitan para el acusado, que cumple prisión preventiva, un total de nueve años de privación de libertad

03 dic 2022 . Actualizado a las 20:35 h.

El Tribunal Militar de A Coruña acogió esta semana la celebración de un juicio por un caso de abuso sexual a una alumna de un centro docente militar de Ferrol, perpetrado por parte de un compañero. Los hechos se remontan a noviembre de 2021 y la Fiscalía solicita para el encausado una pena de prisión de nueve años y el abono de una cuantía de 15.000 euros, en concepto de responsabilidad civil. El varón, que se encuentra en prisión preventiva, causó baja en el cuerpo unos meses, después de iniciarse el proceso judicial. 

El abogado defensor de la víctima, Mario Sánchez Trigo, determina que existen «datos objetivos suficientes para que exista condena». En su caso, solicitó una privación de libertad coincidente con la de la Fiscalía y una indemnización, en concepto de responsabilidad civil, que asciende a 25.000 euros. A la espera del dictamen, el letrado expone que los hechos constitutivos de delito se produjeron en un local de copas de Ferrol y, posteriormente, en el domicilio del encausado. Precisamente, en este segundo escenario se llevó a cabo una minuciosa inspección ocular. Además de las pruebas periciales, Sánchez Trigo destaca que en la vista se aportaron varios testimonios coincidentes con el de su clienta. 

El fallo, que podrá ser recurrido por la otra parte implicada en el proceso, debería, entiende el letrado, estar en consonancia con lo solicitado por Fiscalía y acusación. La denuncia, tramitada en la comisaría de la Policía Nacional de Ferrol-Narón, se produjo menos de 24 horas después de que se produjera el presunto delito de abuso. De las diligencias participaron tanto el Imelga de Ferrol como la Guardia Civil.

Según destaca el abogado de la denunciante, la relación existente entre las partes se limitaba a la «coincidencia esporádica por una cuestión de destino laboral».