Los ferrolanos van a por el gordo: «Haber dado un premio se nota, te compran más»

gala dacosta diehl FERROL / LA VOZ

FERROL CIUDAD

La administración número 9 de la calle Rubalcava llegó a vender un segundo premio
La administración número 9 de la calle Rubalcava llegó a vender un segundo premio JOSE PARDO

Las administraciones de lotería notan el aumento de la clientela estas semanas

02 dic 2022 . Actualizado a las 16:41 h.

Los loteros de Ferrol constatan una notable mejora en las ventas de lotería de Navidad este año. Los dos anteriores ejercicios pandémicos dejaron cifras poco optimistas en las administraciones y de haber suerte este 22 de diciembre, todas coinciden en que sería un buenísimo empujón.

Además de quinielas y apuestas diarias, así como la lotería del Día del Niño que se celebra cada 7 de enero, los locales que venden lotería —tanto administraciones como bares u otros establecimientos— son protagonistas durante estas semanas de jornadas de largas colas y muchas visitas en busca del número afortunado. Los números favoritos de los ferrolanos, dicen, siguen siendo siempre el siete y el cinco.

Carlos Fernández es el propietario de la administración número 9, en la calle Coruña. Allí tocó en el año 2020 un segundo premio, y desde entonces notó más afluencia de clientes, aunque la pandemia no la cuenta: «Haber repartido un premio influye, la gente se anima a comprarte más. Cuando empiezan a anunciar la lotería de Navidad se nota que viene más gente».

Carlos Fernández es el propietario de la administración número 9 de Ferrol
Carlos Fernández es el propietario de la administración número 9 de Ferrol Gala Dacosta

A falta de veinte días, explica Carlos, aumenta significativamente la clientela y con ella, la ilusión. Acuden personas de todas las edades, no hay un público más común que otro: «La gente suele comprar bastantes del mismo número para repartir con amigos o la familia», señala el propietario.

Los compradores no tienen miedo de gastar cuando se trata del gordo. Manuel Martínez suele adquirir entre tres y cuatro décimos: «No juego otra lotería, pero en Navidades compro tres o cuatro. Uno en la Rubalcava, otro en Ábaco y aún me faltan».

Otros años la tendencia era distinta, explica el lotero Carlos Fernández, pues los ferrolanos adquirían un décimo nada más. Según el propietario de este céntrico establecimiento, «los últimos años fueron complicados por la pandemia». Las restricciones impedían abrir bares y otros puntos de venta, así como desplazarse entre concellos. El lotero lo explica de la siguiente manera: «La gente de Fene, por ejemplo, no podía venir hasta aquí a comprar. Este invierno creo que más o menos estamos como antes de la pandemia, o incluso mejor».

Mari Docampo, de la histórica administración número 1 de Ferrol, en la calle Rubalcava, cuenta que hace más de cien años repartió el gordo. Corría el año 1915 y la actual propietaria de la administración, Mari Docampo, lo cuenta así: «Es una historia muy famosa; les tocó a todos menos a uno que no compró en un barco ferrolano. Ahora, siguen viniendo a por ese número los familiares de los premiados».

Mari Docampo es la dueña de la administración número 1 de Ferrol
Mari Docampo es la dueña de la administración número 1 de Ferrol Gala Dacosta

El mismo número de aquella ocasión, el 48.685, es el que continúan jugando y acudiendo a buscar a la calle Rubalcava los nietos y bisnietos de los afortunados que ganaron el premio. Si vuelve a caer en gracia el número, llegarían a Ferrol 240 millones de euros, ni más ni menos.