Postes de telefonía que invaden el espacio público en el barrio alto de la ciudad

elba de la barrera / gala dacosta FERROL / LA VOZ

FERROL CIUDAD

JOSÉ PARDO

Uno de ellos se encuentra vencido contra uno de los accesos al Centro de menores y la barandilla de la zona ajardinada de Urbis

29 nov 2022 . Actualizado a las 17:56 h.

Dos postes de telefonía llaman la atención de los viandantes que circulan por la calle Santos, un vial que conecta el barrio de Canido con el centro de Ferrol. Ambos iban a ser provisionales, pero terminaron pasando a formar parte de la calle que sube desde el centro urbano.

Uno de ellos, ubicado sobre la acera, se encuentra ostensiblemente vencido contra el acceso al Centro de Menores Virgen del Carmen y amarrado con unas bridas a una de las verjas existentes en el punto. Al lado, hay una escuela infantil. El otro está en plena calzada, coincidiendo con un espacio reservado para carga y descarga y también que hace los usos de «pequeparada», en los horarios de entrada y salida de los escolares del colegio Cruceiro de Canido, situado a escaso metros. Se trata de dos elementos que iban a ser provisionales, pero que al final contabilizan más de una década de antigüedad.

El presidente de la Asociación de Vecinos de Canido, Roberto Taboada, es uno de los afectados que vive cerca de la calle. Señala que llevan denunciando «estes dous postes dende hai moito tempo, primeiro pola súa ubicación e agora polo seu estado». La primera reclamación al Ayuntamiento la hicieron hace años, indica Taboada. Desde entonces, no supieron más.

Según los datos recabados, fueron varias corporaciones municipales las que pasaron por el Ayuntamiento mientras ambos postes de madera, material que ya no se emplea para estos casos, se pudrían poco a poco por la humedad y las inclemencias del tiempo. Generalmente, los usados para estos fines son postes de hormigón armado. La actual Administración solicitó su retirada en varias ocasiones a la compañía de telefonía responsable de su mantenimiento. El anterior gobierno municipal ya lo había hecho, sin respuesta por parte de la empresa. Recientemente, sus requerimientos fueron atendidos y la empresa ha iniciado trámites para su retirada. Por ahora, los dos elementos continúan alterando la estampa urbana de esta céntrica calle que lleva desde el trazado en cuadrícula hasta la zona más elevada de Ferrol.