Pelanas, el comercio «sitiado» de la calle de la Iglesia: «Si lo llego a saber, no habría comprado la colección de otoño, porque me va a quedar sin vender»

FERROL CIUDAD

Isidoro Valerio

Montserrat Rodríguez afirma que pasa por su peor momento en 30 años por los efectos de las obras en su negocio

28 nov 2022 . Actualizado a las 22:21 h.

Enjaulada, así es como se encuentra Montserrat Rodríguez Pazos, la propietaria de Pelanas, tras más de 30 años al frente de su establecimiento de lanas en el 138 de la calle de la Iglesia, frente a la nave principal del Mercado de A Magdalena. En ese tramo de acera, desde Sánchez Barcaiztegui hasta Méndez Núñez, solo permanece abierto su comercio y Calzados Faíña.

La obra de la calle de la Iglesia que promueve el Ayuntamiento de Ferrol hace casi imposible llegar a su local en días de lluvia, las vallas impiden poder avanzar con el paraguas y llegar a su local es una odisea. La lentitud en el avance de la obra le está destrozando. Contaba con que a estas alturas pudiese ver despejada la calle y vender la lana de temporada, pero entre que no pasa gente por la zona y que llegar a su puerta es complicado, dice estar viviendo su peor temporada en todos estos años. «Y es que de haber sabido que la obra se demoraría tanto no habría hecho la compra de la colección de lanas para otoño invierno porque me va a quedar sin vender». señala. Mientras sigue abriendo cada día con la esperanza de que vuelva la gente.

Menos mal que cuenta con clientas fieles y que imparte clases de calceta todas las tardes de 5,30 a 20.00 horas, de lo contrario estaría abocada al cierre de su establecimiento. Ojalá pronto pueda salir de la jaula.