El PP alega que la reparcelación del Sánchez Aguilera en Ferrol suprime el párking

FERROL CIUDAD

Vista del antiguo acuartelamiento Sánchez Aguilera
Vista del antiguo acuartelamiento Sánchez Aguilera CESAR TOIMIL

Argumenta que el Ministerio de Defensa se ahorraría 4,7 millones de euros en la urbanización

19 oct 2022 . Actualizado a las 22:51 h.

El reparto de parcelas entre el Concello y el Ministerio de Defensa propuesto para el Sánchez Aguilera ya cuenta con la primera objeción. La presentó el PP en forma de alegación al proyecto de equidistribución del antiguo acuartelamiento, documento imprescindible para la ejecución del convenio con Defensa y la cesión de un millón de metros cuadrados de suelo militar en desuso. El portavoz del grupo municipal popular, José Manuel Rey Varela, sostiene en su escrito que el documento urbanístico, que hoy cierra su exposición pública, prescinde del aparcamiento recogido en el plan especial, aprobado en el 2010. Es algo, expresa, que «observamos con moita sorpresa por non ser un tema menor e polas declaracións do alcalde de que non se cambiaba nin unha coma do aprobado anteriormente». En concreto alude a que no se incorpora dentro del sistema dotacional las 498 plazas a las que sí se refiere el PERI 2-R, de las cuales 330 estaban previstas en un estacionamiento subterráneo de 8.400 metros cuadrados, valorado en 4,2 millones de euros. El proyecto de equidistribución, sostiene, «parece reducir de forma ostensible o aparcamento de uso público», lo que supondría, añade, una reducción de las cargas de urbanización que correspondería al promotor del acuerdo, el Ministerio de Defensa.

«Prexuízo» a Concello y vecinos

La alegación estima la diferencia entre los costes de ejecución material de obras de urbanización previstas entre el plan especial y el documento de reparcelación en 3,5 millones de euros, que tomando los valores actualizados elevaría hasta los 4,7 esa diferencia. Eso haría que los 13,2 millones en que se cuantificaba el desembolso de Defensa para urbanizar toda la parcela —beneficio industrial, gastos generales e IVA incluido— se convirtiesen en más de 17.

El PP advierte de que el proyecto de equidistribución no puede modificar el plan especial. Y solicita la incorporación de las plazas de aparcamiento públicas aprobadas. Lo contrario, apunta «podería ocasionar un prexuízo» a las arcas municipales —que deberían asumir la inversión de esos 4,7 millones para construir el aparcamiento— y un «prexuízo directo» a los vecinos, «que se verían privados de 330 prazas de aparcamento público». Y alerta de que ese cambio, «ademais de por en risco» la ejecución del convenio entre el Concello y el Instituto de la Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (Invied), «esixe xustificar as razóns de interese público».

Los populares piden la incorporación en el documento de la previsión de las 330 plazas de aparcamiento con un presupuesto de 4.748.520 euros. Rey Varela expone que la aprobación de esta alegación en esos términos «permitirá a súa aprobación definitiva e superar dous dos trámites pendentes» para la «plena eficiencia» del convenio con Defensa, firmado en marzo del 2015 —cuando él era alcalde—. Restaría por abonar los 420.098 euros que el Concello debe abonar al Invied tras la incorporación a la última versión del convenio aprobado hace siete años las parcelas de la estación de radio de Mandiá y el observatorio de Monteventoso, tras haber entregado ya 140.000 en el momento de la firma.

El PP critica en su exposición de motivos la espera de seis años desde ese momento hasta que el gobierno local encargó este proyecto de equidistribución, en febrero del 2021. Y quiso dejar patente «o noso interese en que non perdamos nin un día máis para o cumprimento das obrigacións municipais que nos permitan obter un millón de metros cadrados».

Las infinitas posibilidades que presenta el convenio con Defensa para Ferrol

ROCÍO PITA PARADA

Diez parcelas y mil posibilidades aguardan tras el convenio con Defensa. El engorroso acuerdo gestado a finales de los noventa que todavía colea esconde tras su gris apariencia burocrática un abanico infinito de opciones con las que escribir el futuro de Ferrol. De ahí su importancia, y también su complejidad. La teoría es sencilla: conseguir que el ministerio ceda terrenos militares que ya han perdido su uso. Lo difícil es llevarlo a la práctica y pulir los detalles para que tanto a Defensa como al Concello le salga a cuenta. Ese detalle no menor parece estar salvado, tras el reciente acuerdo entre ambas Administraciones para repartirse las parcelas del Sánchez Aguilera, la piedra angular del acuerdo. Además de otorgar al Invied —el Instituto de Vivienda, Infraestructuras y Equipamiento de la Defensa— la posibilidad de construir hasta 480 pisos y un centro comercial, a las arcas estatales irán a parar unos 560.000 euros, por la inclusión en la última versión del convenio, la del 2015, de la estación de radio de Mandiá y de Monteventoso. Un sustancioso botín a cambio de unos vastos terrenos —conjuntamente superan el millón de metros cuadrados— que solo contienen ruinas y abandono.

Seguir leyendo