«Desde el 2019 he escrito 15 libros y ya se han vendido 50.000 ejemplares»

Bea Abelairas
Bea abelairas FERROL / LA VOZ

FERROL CIUDAD

CESAR TOIMIL

El autor de «Misterios de Ferrolterra» cuenta las claves su meteórico éxito

23 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Salgo de la charla con el escritor Rober H. L. Cagiao con la impresión de que en unos años podré contar que conocí los inicios del Amancio Ortega de la literatura de suspense ferrolana. Comenzó poco antes de la pandemia a escribir tras un parón de décadas y no solo se autoedita sus obras, sino que él mismo las lleva o las envía a cada librería. De hecho, durante nuestro café ante la plaza de Armas (uno de los escenarios de sus sagas) lo llaman de la Central Librera para que acerque más ejemplares. «En las últimas semanas Misterios de Ferrolterra ha sido lo más vendido, se agota en todas partes», cuenta a la vez que explica que dedica bastante tiempo a una promoción minuciosa, de las que activan el boca a boca: un grupo en las redes sociales de 4.000 personas y muchos intentos para estar en todas las ferias, aunque en algunas le cuesta entrar. «Aún hay sitios en los que al ser una obra autoeditada te miran por encima del hombro, cuando no hay razón, desde el 2019 he escrito 15 libros, ya se han vendido 50.000 ejemplares y está claro que las historias funcionan», cuenta un creador que iba para profesor, pero un empleo estable en un supermercado lo tuvo apartado de la creación literaria.

«Es lo de siempre: tenía un hijo y necesitaba un sueldo, pero un día sufrí un accidente con traspalé y estuve tres meses de baja, tuve tiempo para reflexionar y dame cuenta de que quería hacer algo más: primero pensé en unas oposiciones de maestro y después me volqué en lo que más me gustaba y hacía años que no hacía: escribir», confiesa un ferrolano muy vinculado a Miño cuya primera saga transcurre por toda Galicia, mientras que en la segunda los misterios van sucediéndose por los rincones más bonitos de Ferrolterra: de la plaza de Armas a Chamorro pasando por Santa Comba.

Los investigadores protagonistas son policías nacionales, pero también hay algún guardia civil en una trama en la que ambos cuerpos aparecen fielmente reflejados, porque Rober vivió en el cuartel de Lonzas de A Coruña, donde su padre era agente. «Es verdad que los investigadores que salen en el libro son buenos tipos, pero es lo que yo viví allí en el ambiente de la casa cuartel», advierte sobre una trama que tiene pocos rasgos nórdicos. Grandes dosis de intriga, pero poco espacio para traumas: apenas hay protagonistas disfuncionales o torturados por la vida. «Hay gente que me dice que falta una historia de amor, pero yo tengo claro por dónde quiero ir y es así, me gusta más trazar una ruta casi turística con el argumento por los espacios más significativos no solo de Ferrol, sino de Miño, que siempre está ahí en medio de A Coruña y Ferrol», dice y recalca que sus libros también triunfan en la ciudad herculina. Rober está muy agradecido a los libreros locales: «Recuerdo las primeras veces que me acerqué a dejar con timidez mis libros y en Ferrol o Narón no solo me dijeron que sí a la primera, sino que los expusieron en un sitio bien visible, no en una estantería de canto, son cosas que no se olvidan». Tal vez por eso, como el fundador de Zara en sus inicios, vive solo para trabajar escribiendo; se espera con la edición y busca la mejor imprenta, pero contiene los precios: Misterios de Ferrolterra reúne tres libros y cuesta 14,95 euros. «Ahora vivo de esto, pero prefiero ganar menos y que me lean».