Seis playas de Ferrol vuelven a tener aparcamiento con horario este verano

FERROL CIUDAD

JOSE PARDO

Solo se permite estacionar durante seis horas, aunque sigue siendo gratis

29 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los aparcamientos de seis playas del municipio de Ferrol mantienen este año las limitaciones que estrenaron bien avanzado el pasado verano. Los vehículos no pueden estacionar más de seis horas en los párkings de los arenales de Ponzos, Sartaña, Santa Comba, A Fragata y Esmelle. Y en Doniños hay una zona con limitación, que se corresponde con las alrededor de 400 plazas más próximas al acceso principal de Outeiro, y otra libre: las 300 que se reparten entre las dispuestas en la carretera y la margen opuesta. En esta última, hay total libertad horaria. Si algún usuario quiere volver a aparcar en el mismo día superando el período permitido, deberá hacerlo a al menos una distancia de 250 metros respecto a la plaza ocupada en un primer momento.

Además, se mantendrá también el área destinada a autocaravanas en Doniños, aunque está prevista una pequeña reubicación dentro de la zona en la que ya se habilitó el año pasado, en la recta de bajada al arenal, en la margen derecha. Este tipo de vehículos podrán estacionar en ella sin restricción temporal. De optar por ocupar una plaza en los otros aparcamientos deberán respetar los límites establecidos.

El Concello está colocando de forma paulatina la señalización que establece estas condiciones, que se mantendrán vigentes hasta el 30 de septiembre, explicó el concejal de Seguridade e Tráfico, Germán Costoya. Fue colocada el pasado año, y al término de la temporada estival se retiró. A lo largo del mes de junio se fue reponiendo en algunos arenales, como el de Ponzos, y se prevé que en los próximos días las señales estén colocadas en todos los arenales afectados por las restricciones. A pesar de lo que rezan las señales, el concejal apuntó que los usuarios no deberán dejar disco horario ni papel en el salpicadero para indicar la hora de llegada. Del control del cumplimiento de la normativa se encargará la Policía Local, que este año contará además con el multamóvil, tras su activación el pasado mes de enero.