La entrega de 5.000 títulos pone fin a cuarenta años de parcelaria en Ferrol

FERROL CIUDAD

Vista general de terrenos afectados por la concentración parcelaria en Covas desde Santa Comba
Vista general de terrenos afectados por la concentración parcelaria en Covas desde Santa Comba JOSE PARDO

El procedimiento que afecta a 2.000 vecinos de Covas, Esmelle, Mandiá y Marmancón se cerrará este mes

04 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Al borde de cumplir las cuatro décadas, la concentración parcelaria de Ferrol está a punto de poner fin a un largo camino plagado de dificultades. Los propietarios de suelo afectados por el proceso para reagrupar terrenos y poner coto al minifundismo recibirán este mes los títulos de sus nuevas propiedades. Las 23.000 parcelas iniciales se han reducido a una quinta parte. Y el número de vecinos afectados supera los 2.000. Pertenecen a Covas, Mandiá, Marmancón y Esmelle, el ámbito que abarcó el proceso. Y será en sus locales sociales donde, en cuestión de días, podrán al fin recoger de manos de la Xunta los documentos que los acreditan como nuevos dueños.

Después de tanta espera, «estamos contentos de que se finalice», admite el presidente vecinal de Covas, Manuel Sendón. Una «alegría» que no oculta las vicisitudes y el retraso acumulado. El más reciente, el motivado por la pandemia, porque en marzo del pasado año estaba previsto que estos títulos pudiesen estar ya en la notaría. Pero no pudo ser y el punto final acumuló una nueva demora. Pero antes llegaron muchas otras. Como las burocráticas. O informes de Costas y Medio Ambiente que enquistaron durante años un proceso que arrancaba en 1983, y al que dos años después se incorporaba Mandiá.

El resultado es que más de un tercio de los propietarios iniciales -según los datos que manejaba la Xunta en 2015- fallecieron antes de ver culminada la reordenación de sus terrenos. Ahora son sus herederos los enredados en un proceso que dejará algunos flecos sueltos. Los vecinos estiman que varios cientos de títulos no podrán ser entregados, al no estar debidamente cumplimentados con la documentación necesaria. Y que quedarán a la espera de herederos o propietarios se pongan posteriormente en contacto con la Xunta. Y los que sí estén listos pero no sean recogidos por los interesados, podrán ser reclamados en el edificio administrativo de la Xunta en A Coruña, en la zona de Monelos.