La Guardia Civil detuvo al vecino de As Pontes que rajó las ruedas de los coches de la Policía y Protección Civil

FERROL CIUDAD

Dos coches de la Policía Local y uno de Protección Civil aparecieron el lunes con dos ruedas rajadas cada uno de ellos
Dos coches de la Policía Local y uno de Protección Civil aparecieron el lunes con dos ruedas rajadas cada uno de ellos

El autor del sabotaje es un hombre de 68 años que reconoció su autoría y se justificó con que «había tenido mal momento»

25 may 2021 . Actualizado a las 12:08 h.

La Guardia Civil de As Pontes detuvo esta mañana al autor del sabotaje a los dos vehículos de la Policía Local y uno de la agrupación de voluntarios de Protección Civil el pasado día 17. Se trata de un vecino de la localidad de 68 años cuya identidad responde a las iniciales J.M.C.V. y que, según la información recogida al respecto por este periódico, reconoció su autoría y la justificó diciendo que «había tenido un mal momento».

El arresto se efectuó en base al informe realizado por la Policía Local de As Pontes, en el que se recogen testimonios de vecinos que vieron al ahora investigado rajando las ruedas de los dos vehículos policiales y uno de Protección Civil. En total fueron seis neumáticos que tuvieron que ser sustituidos, por un aproximado de 2.300 euros. El informe incorpora, asimismo, varias grabaciones del momento en el que se produjo el sabotaje, a plena luz del día, la tarde del festivo de las Letras Galegas. Se sospecha que este hecho guarda relación con una sanción impuesta al ahora detenido unos días por una infracción de tráfico.

El investigado podría enfrentarse incluso a penas de prisión, ya que el artículo 265 del Código Penal establece que: «El que destruyere, dañare de modo grave o inutilizare para el servicio, aún de forma temporal, obras, establecimientos o instalaciones militares, buques de guerra, aeronaves militares, medios de transporte o transmisión militar, material de guerra, aprovisionamiento u otros medios recursos afectados al servicio de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, será castigado con la pena de prisión de dos a cuatro años, si el daño causado excediere de mil euros».

En lo ocurrido en As Pontes el lunes, además de los 2.300 euros que supuso la reposición de las seis ruedas, existe otro factor a mayores, ya que la Policía Local de la villa no pudo prestar servicio con normalidad durante la jornada de siguiente por tener los dos vehículos inhabilitados. En el caso de Protección Civil, disponían de otro coche que el presidente de la agrupación de voluntarios se había llevado para su casa el día anterior por si tenía que realizar alguna salida de emergencia.

El alcalde de As Pontes, Valentín González Formoso, se había pronunciado al día siguiente del sabotaje manifestando: «No pararemos hasta saber quién ha sido el responsable del sabotaje a los vehículos de la Policía Local y Protección Civil, para que caiga sobre esa persona todo el peso de la ley». Y había añadido que «si delinquir contra bienes públicos ya es muy grave, hacerlo contra los vehículos policiales todavía lo es más, porque se está eliminando la posibilidad de que los agentes municipales puedan prestar servicio».