Dieciséis kilómetros a pie para demandar carga de trabajo para los astilleros de la ría de Ferrol

FERROL CIUDAD

Trabajadores de Ferrol y Fene compartieron marcha cortando el tráfico en algunos tramos de las principales vías de la zona
Trabajadores de Ferrol y Fene compartieron marcha cortando el tráfico en algunos tramos de las principales vías de la zona JOSÉ PARDO

Trabajadores del sector naval y de industrias auxiliares se movilizan en la víspera de la salida de Navantia del Stalwart, el AOR australiano

20 may 2021 . Actualizado a las 08:10 h.

Cientos de trabajadores de los astilleros de Ferrol y Fene y de industrias auxiliares vinculadas al sector naval protagonizaron en la mañana de este miércoles una marcha a pie que dio la vuelta a la ría. A las diez menos cuarto de la mañana partía de la puerta de Navantia la comitiva, y llegaba tres horas y media después, tras haber caminado dieciséis kilómetros para intentar visibilizar por la comarca su reivindicación de nuevos encargos para las factorías de la ría.

A cuatro kilómetros y medio por hora, gritos de «¡Carga de traballo para o sector naval!» coreados por los participantes y algunos petardos acompañaron la caminata, que interrumpió parcialmente el tráfico de la avenida de Esteiro, la de As Pías, la carretera de Neda y un tramo en un sentido de la AP-9, además de la Trinchera. «Levamos un ano e medio pedindo carga de traballo», recordaba a la salida Emilio García Juanatey, presidente del comité de empresa, exponiendo las cifras de la inactividad que deja en las gradas la marcha el jueves del Stalwart, el AOR construido para la Armada australiana. En el buque trabajaban 200 personas de la compañía pública. «E da industria auxiliar poden ser 1.500 ou 1.600 as que levan fóra», estimó. 

Precisamente, esta vuelta a la ría se celebra la víspera de que el buque australiano abandone Ferrol, por lo que los trabajadores han querido darle un carácter «especial» a su movilización.  Su marcha supone decir adiós al último buque de obra nuevo previsto, hasta la llegada de las F-110. «Non temos nada en produción ata polo menos dentro dun ano ou ano e dous meses», advirtió. Y ese año y medio al que aludía previamente García Juanatey es el mismo tiempo que llevan demandando un buque puente que enganche el final de un encargo y el inicio de la nueva generación de fragatas españolas. «Pero ese buque non vén», lamenta. Y se abre con ello «un período moi complexo, porque en enxeñaría en Navantia estamos a un terzo ou ao 40 % da carga dos últimos años, pero a industria auxiliar non ten nada que facer. E é un problema da comarca, non só noso», recordó.