Javier ya vive su sueño en Ferrol: aprobar una oposición y que el autismo no le frene

Bea Abelairas
Bea Abelairas FERROL

FERROL CIUDAD

Javier Valiño Rodríguez, ante la furgoneta del Arquitecto Marcide que usa cada día en el trabajo
Javier Valiño Rodríguez, ante la furgoneta del Arquitecto Marcide que usa cada día en el trabajo JOSE PARDO

Desde septiembre trabaja en el CHUF y es un ídolo para sus compañeros de Aspanaes, porque es el primero del colectivo en convertirse en funcionario

11 abr 2021 . Actualizado a las 18:28 h.

Javier Valiño Rodríguez tiene 35 años y hace poco más de uno que aprobó unas oposiciones de celador del Sergas. En septiembre le asignaron una plaza y comenzó a trabajar en el Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF): «Lo estaba deseando, cuando tenía 18 años ya me acerqué a una academia de aquí para preguntar cómo podía preparar oposiciones», cuenta sentado en una terraza de la plaza de España de Ferrol apenas una hora después de llegar del trabajo, conduciendo su propio coche, otro logro de los últimos meses.

Al lado de Javier está Emma Cuesta, psicóloga y uno de sus grandes apoyos en Aspanaes, un espacio que atiende todas las necesidades de las personas autistas, desde que nacen hasta que buscan un trabajo, como hizo Javier. Para él Emma y educadores como Fernando, fueron los duendes que le dieron alas para conseguir su sueño, porque antes de comenzar a preparar las oposiciones muchos le señalaban su autismo como un freno.

«Hasta mi padre no se lo creían mucho y mira ahora...», cuenta un funcionario de Esteiro que ahora es el ídolo de sus compañeros de Aspanaes. De hecho, su padre repite una y otra vez que su hijo es otra persona desde que trabaja. Y Javier reconoce que así es: «Al principio estaba nervioso, pero tengo un jefe muy bueno, Pablo, y un compañero, Antonio, que es mejor todavía, cuando llegué decía que estaba acostumbrado a ir solo en la furgoneta y claro si yo le hablaba no podía escuchar la radio, pero ahora solo la enciende cuando pasan cosas importantes», cuenta sobre su colega de turno en el departamento de logística. Juntos recorren a diario los hospitales de Ferrol trasladando todo lo que hace falta y acometiendo decenas de tareas.