El disyóquey ferrolano muerto de un disparo en Marbella ya había pinchado en otra fiesta que acabó a tiros

Chema Ares será incinerado hoy en Arcos de la Frontera (Cádiz). Su madre y su hermano depositarán sus cenizas el próximo fin de semana en Ferrol


Ferrol

El disyóquey ferrolano Chema Ares, que falleció el pasado lunes en una fiesta ilegal en un chalé de lujo de Marbella por un disparo, ya había pinchado en otra celebración que también acabó con un tiroteo. El 5 de diciembre del año pasado, José María Ares Fernández, de 41 años, fue testigo de un suceso similar al que acabó con su vida. En aquella ocasión fue durante una celebración clandestina para la que había sido contratado en la urbanización Los Flamingos, en Benahavís, otra localidad malagueña de la Costa del Sol. En aquella ocasión, un ciudadano marroquí acabó en el hospital tras recibir dos disparos, pero logró recuperarse.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL LOS 7 DÍAS
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel toda la semana, accede a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP

El disyóquey ferrolano muerto de un disparo en Marbella ya había pinchado en otra fiesta que acabó a tiros