La hostelería de Ferrolterra respira

Cafés y tapas hasta las nueve en toda la zona y mayor aforo, salvo en tres concellos

Clientes en la cafetería Golden
Clientes en la cafetería Golden
a. f. cuba B. Abelairas
Ferrol

Con la sala interior mediada, tres cuartos de toda la terraza ocupada y sirviendo cafés hasta las nueve de la noche, la jornada se ve de otra manera. La hostelería respira. Pero contiene el aliento para que esta bocanada de aire no traiga consigo una cuarta ola. «Sería el síntoma de que no aprendimos nada», advierte el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostalería de Ferrol e Comarcas, Emilio Vázquez. El alivio de las restricciones en forma de ampliación de horarios y aforo máximo se acoge con ilusión. Y con cautela. Supone «volver prácticamente recuperar la normalidad», asegura, porque «catorce horas para trabajar es garantía suficiente para poder abrir». Aunque sea sin cenas y acuciados por el toque de queda. Y permite comenzar a rescatar a muchos trabajadores en ERTE, como él mismo en la cafetería Avenida.

Ayer, día en que se estrenaba el nuevo escalón de la desescalada, se celebraba el Día del Padre y San José con bastantes reservas. «No como otros años», claro, admite Julián Freire, desde el Boss de Esteiro. Pero una mayor apertura «siempre es bueno, porque te da más capacidad y mejor manera de conseguir ingresos». Distintos locales ofrecen tapas hasta el cierre a modo de madrugadora cena. Pero él no se plantea adelantar las cenas. «Hasta que nos dejen abrir hasta las once, nada. E incluso hasta esa hora, a ver qué pasa». Comparte el criterio de que «los bares no son los culpables», pero, admite que «sí somos un punto de reunión de gente». «Y si los bares cumplimos la normativa, minimizamos el riesgo de contagio. Es la manera más coherente de intentar no cerrar más veces», advierte. «Yo estoy encantado de que venga la policía cada semana y de que venga Sanidad y nos exija el mínimo legal. Es lógico», añade. Y es partidario de que en Semana Santa se mantengan idénticas restricciones.

En Ferrol, y en otros dieciséis municipios de la comarca, se permite el consumo en el interior hasta el 50 % del aforo, y el 75 % en terrazas. Pero la situación es, y se ve, distinta en otros tres municipios, con distintas restricciones. En Valdoviño y en Mugardos, a los negocios hosteleros solo se les autoriza a funcionar al 30 % de su capacidad dentro y al 50 % fuera. Eso, en marzo, condiciona mucho su actividad. Más aún en Neda, en nivel alto, donde los establecimientos únicamente pueden trabajar fuera.

Rafael Orjales, ayer en el Bla Bla Café, el establecimiento que regente en la calle Real de Ferrol
Rafael Orjales, ayer en el Bla Bla Café, el establecimiento que regente en la calle Real de Ferrol

Bla Bla Café (Ferrol)

Rafael Orjales: «Es como si a Zara solo le dejaran vender camisetas»

No abrió hasta que se permitió el consumo en el interior. Desde el Bla Bla Café, su responsable, Rafael Orjales, expone que la extensión de aforo y horario «es una mejoría, pero sigue siendo insuficiente». Explica que «seguimos a medio gas, solo con comidas». Y la hostelería, recuerda, «vive de la noche del viernes y del sábado». La situación de restricción «es como si a Zara o a Inditex le dices que solo puede vender camisetas», ejemplifica. «¿Que es mejor que nada? Sí, pero no llega. Para sobrevivir y pagar impuestos necesitamos dar comidas, cenas, meriendas...», aduce. En Semana Santa vaticina que «trabajaremos bien, pero no como otros años», porque «hasta después no nos van a mejorar las condiciones».

La Continental (Narón)

Tamara Varela: «Como negocio, mejor abrir más; como persona, así está bien»

Apenas tuvo tres meses para probar el sabor de la normalidad. La Continental, el restaurante-brunch de Tamara Varela en Narón, abrió sus puertas en diciembre del 2019. Y poco después llegó el confinamiento. Ahora saluda la ampliación del horario: «Nos dará tiempo a dar alguna cena, de gente que se acostumbra a cenar antes. Y el aumento del aforo te da un poquito más de margen», considera. Y defiende que se mantengan las restricciones. «Pensando como negocio, mejor abiertos hasta más tarde, pero como persona que también tiene miedo a lo que está pasando, así está bien». Tras sufrir el mazazo económico del coronavirus, y tras un crédito ICO, no teme ya por la viabilidad de su negocio.

Germán Bastida, propietario de la tapería Plaza, en Mugardos
Germán Bastida, propietario de la tapería Plaza, en Mugardos

TAPERÍA PLAZA, MUGARDOS

Germán Bastida: «Esta medida nos ha sentado como un jarro de agua fría»

La tapería Plaza reabrió el martes, aunque nunca ha cerrado del todo (salvo en el confinamiento), gracias al servicio de cátering, que antes de la pandemia se dirigía a las empresas y después se reorientó hacia los particulares. «Esta medida, de no poder ampliar el aforo, nos ha sentado como un jarro de agua fría», reconoce Germán Bastida, mugardés de 43 años y responsable del negocio, con su mujer. En el interior pueden atender a 15 personas, y en la terraza, a diez. «Si con estas medidas podemos seguir abiertos, tener una continuidad, ya estamos contentos. La preocupación es hasta cuándo, la incertidumbre de todos, más para los que damos comidas, porque trabajas con mercancía perecedera», apunta.

Antía Beceiro es la dueña de A Taberna do Puntal, en Valdoviño, en el límite con el municipio de Cedeira
Antía Beceiro es la dueña de A Taberna do Puntal, en Valdoviño, en el límite con el municipio de Cedeira

A TABERNA DO PUNTAL, VALDOVIÑO

Antía Beceiro: «Ampliar el aforo, ahora mismo, nos implicaría complicaciones»

Hacer de la necesidad virtud. En esas está Antía Beceiro (Cedeira, 39 años), propietaria de A Taberna do Puntal, en Valdoviño. «Ampliar el aforo, ahora mismo, nos implicaría complicaciones, se me acaba de ir una empleada, tengo un niño de 24 meses y a mi padre enfermo... Estamos bien así, para aclimatarnos a la nueva situación y poder conciliar, y ya en Semana Santa, coger el toro por los cuernos del todo», explica. Dentro tiene capacidad para 12 personas y fuera, para 30. Mantiene el servicio de comida para llevar (con reparto a domicilio), «que ha tenido muy buena acogida» y le ha permitido mantener en funcionamiento en local. Eso sí, con una caída notable de la facturación en 2020.

«Se nota que los más jóvenes han adelantado la hora en la que salen a tomar una copa»

B. abelairas
Terraza en Esteiro
Terraza en Esteiro

Después de las seis los locales agotaron su aforo

La Taberna de la Estrella de Esteiro es uno de los locales que se llenó este viernes en la nueva franja horaria para la hostelería de Ferrol. Sin embargo, en este establecimiento tienen claro que el puente ha tenido mucho que ver: «Hay mucha gente, pero hay que recordar que es un día peculiar, por el festivo y que hay jura de bandera, asegura Anabel Mosquera desde la barra de un local en el que notaron mucho incremento de las consumiciones desde las siete de la tarde, pero recogieron pocas comandas para la cocina. «No creo que se hayan adelantado las cenas, han pedido poco de cocina, pero lo que se nota es que los más jóvenes han adelantado la hora en la que salen a tomar una copa e incluso han venido a locales que tradicionalmente no son de copas, como este», aseguran.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La hostelería de Ferrolterra respira